Aduana cubana aumenta control sobre salida de puros

LA HABANA (AP). Cuba resolvió reducir de 50 a 20 la cantidad de puros que los turistas pueden sacar de la isla sin que estén etiquetados o presentando facturas de venta en lugares oficiales.

"Los viajeros a su salida del país están obligados a declarar verbalmente todo el tabaco torcido (puros) que lleven consigo", expresó la resolución 323/09 publicada en la edición de Internet de la Gaceta Oficial de la Aduana y por la cual se ajustaron las normas para los vacacionista.

Se podrán llevar "hasta 20 unidades tabaco torcido suelto" sin necesidad de presentar documentación alguna y "hasta 50" si están en envases cerrados y sellados con el holograma oficial.

Si las personas portan más de esa cantidad deberán además presentar las facturas correspondientes de compra en las tiendas de la red de firma Habanos S.A, la única que puede comercializar los puros cubanos.

En caso de que no se cumplan las normas se dará lugar "al decomiso", indicó la normativa firmada el 10 de julio por el director de la institución, Pedro Ramón Pupo, pero que entrará en vigencia recién en octubre, según lo dispuesto por la propia resolución.

Actualmente los turistas pueden exportar hasta 50 unidades sueltas o en envases como lo deseen y sin tener que presentar documentación alguna.

En las calles muchos torcedores suelen vender cigarros sueltos trabajados por ellos mismos y algunas veces personas se acercan a los turistas ofreciéndoles puros de marcas reconocidas pero a menor precio que en las tiendas oficiales.

La resolución no mencionó el motivo del cambio en la normativa, pero las autoridades llevan adelante de manera permanente una fuerte campaña para evitar las falsificaciones o fraudes de sus cigarros, considerados entre los mejores del mundo.

Manuel García, vicepresidente de la corporación cubano-española-británica Habanos S.A. indicó a comienzos de año que los ingresos de la compañía fueron de unos 390 millones de dólares para el 2008, poco menos de los 402 millones de dólares correspondientes al 2007 y atribuyó la caída a la crisis económica y a las limitaciones para fumar que se vienen estableciendo en muchos países.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes