Aerolíneas sufrirán cuantiosas pérdidas

GINEBRA (AP). Las aerolíneas mundiales perderán este año 4,700 millones de dólares debido a la crisis económica, y los ingresos bajarán aún más que tras los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos, pronosticó hoy martes una asociación del ramo.

Los cálculos de pérdidas, casi el doble que el anterior pronóstico emitido en diciembre, reflejan "el rápido deterioro de las condiciones económicas globales", dijo la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés).

"El estado de la industria de las aerolíneas es hoy sombrío", dijo el director general de la IATA Giovanni Bisignani. "La demanda se ha deteriorado mucho más rápidamente con la desaceleración económica de lo que podía haber sido anticipado incluso hace unos pocos meses".

Los ingresos mermarán en 62,000 millones de dólares, el 12%, a 467,000 millones de dólares, dijo la asociación.

"La reorganización de la industria será mucho más difícil que los ajustes que vimos tras el 9/11 o el Síndrome Respiratorio Agudo Severo", dijo Bisignani.

Los ataques del 2001 en Estados Unidos tuvieron un gran impacto en la industria aeronáutica. Los ingresos del sector bajaron un 7%, unos 23,000 millones de dólares, del 2000 al 2002. El brote del 2003 del Síndrome Respiratorio Agudo Severo en Asia ocasionó igualmente un gran retroceso en la industria del transporte aéreo de pasajeros, especialmente en la región.

"La presión a que está sometido el balance de la industria es extrema", dijo Bisignani.

La única salvedad en esta tendencia es América del Norte, donde las aerolíneas seguramente obtendrán este año en conjunto unos beneficios de unos 100 millones de dólares, según la IATA.

"Una contracción del 7,5% de la demanda seguramente será igualada por otra del 7,5% en la capacidad", dijo la IATA. "Pese al empeoramiento de las condiciones económicas, se trata de un cambio relativamente inalterado del pronóstico anterior de un beneficio de 300 millones de dólares". Las aerolíneas estadounidenses se beneficiarán con la eliminación de rutas no productivas y haber evitado el almacenamiento de combustible cuando los precios eran elevados.

Pese a las dificultades, Bisignani dijo que la industria no pedirá ayudas estatales. En lugar de ello, pidió a los gobiernos que dejen de aumentar los impuestos a los boletos aéreos, gran parte de los cuales son utilizados para ayudar a la industria bancaria en lugar de financiar proyectos del medio ambiente como debían hacerlo.

La IATA, que representa a unas 230 aerolíneas en todo el mundo, indicó que el tránsito de pasajeros seguramente descenderá un 5,7% este año, y el transporte de carga un 13%.

"Amos pronósticos son significativamente peores que el de diciembre de un 3% en la demanda de pasajeros y un 5% en la de carga", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes