Air Comet suspende vuelos a Latinoamérica y prepara cierre

MADRID (AFP). La aerolínea española Air Comet, que opera principalmente vuelos a América Latina desde Madrid, suspendió este martes sus operaciones a demanda de un juez británico y prepara su cierre por no poder hacer frente a sus deudas.

"Una orden judicial de fecha 18 de diciembre de 2009 del Tribunal Superior Comercial de la alta Corte de Londres ha obligado a la Compañía Air Comet, sin tiempo de reacción o posibilidad de recurso suspensivo, a paralizar la totalidad de las aeronaves con las que venía operando en el sector", informó la empresa en un comunicado en la madrugada de hoy martes.

En consecuencia y debido a que la justicia británica les impide vender billetes, "cerrando así las posibilidades de financiación de la compañía", "Air Comet suspende todas las operaciones de vuelo", anunció.

Air Comet, perteneciente al grupo turístico español Marsans, tenía 13 aviones -- cinco de ellos operativos -- que enlazaban Madrid con capitales latinoamericanas como La Habana, Quito, Guayaquil, Lima, Bogotá, La Paz y Buenos Aires, con una media de seis vuelos diarios.

El primer vuelo anulado fue el Madrid-Lima del lunes por la noche.

Este martes los vuelos anulados salían de Madrid a Guayaquil, Lima y Buenos Aires y llegaban de Bogotá, Guayaquil, Lima y Buenos Aires, según fuentes sindicales.

Gran número de pasajeros esperaban en el aeropuerto de Barajas para viajar durante las vacaciones navideñas "y todavía no se les ha dicho nada", según fuentes sindicales.

Hoy martes un portavoz de la empresa dijo a la AFP que está "en contacto con Aviación Civil, siguiendo instrucciones suyas, para atender a los pasajeros, tratando de ubicarlos" en otros vuelos.

Pero horas después, la secretaria de Estado de Transportes, Concha Gutiérrez, anunció la suspensión de la licencia de vuelo a la compañía, que "no ha presentado el plan de viabilidad requerido".

El ministerio ha contactado otras aerolíneas para recolocar a los pasajeros en otros vuelos y también estudia "fletar a partir de mañana algún avión", precisó.

Las autoridades españolas pretenden además reunirse con los diplomáticos de los países latinoamericanos donde viajaba Air Comet, indicó la embajada ecuatoriana.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) anunció por su parte la apertura de un expediente sancionador a Air Comet por posible infracción muy grave, que podría conllevar una multa de hasta 4,5 millones de euros.

El cierre de la empresa afectará a unos 1,500 pasajeros diarios que viajen entre España y América Latina en las próximas semanas.

La empresa también anunció que "prepara un ERE (expediente de regulación de empleo) para la totalidad de la plantilla e inicia los trámites para abrir concurso de acreedores", es decir, prepara el cierre de la empresa, el despido de los casi 700 trabajadores que tiene contratados y la suspensión de pagos por no poder hacer frente a su deuda.

La compañía, propiedad de los empresarios españoles Gerardo Díaz Ferrán --presidente de la asociación patronal española CEOE-- y Gonzalo Pascual, tiene una deuda con sus trabajadores de 7 millones de euros (10 millones de dólares).

Los responsables de Air Comet debían reunirse este martes por la mañana con el comité de empresa para darles más detalles al respecto, según fuentes de la empresa y sindicales.

La compañía recibió la orden del juez el viernes, día en que clausuró la página en internet para la compra de billetes, pero no informó al respecto a sus trabajadores hasta el lunes por la tarde, dijo a la AFP Ester Llorente, jefa de sección del sindicato Stavla de personal de cabina.

Los trabajadores de la compañía mantuvieron huelgas parciales a comienzos de diciembre antes de que la empresa se comprometiera a pagar las nóminas atrasadas, que en algunos casos van desde el mes de enero, en dos plazos, el 20 y el 31 de diciembre.

La orden del juez británico responde a una demanda judicial presentada por el banco alemán Nord Bank, con quien Air Comet tenía contraído un impago por un crédito de 25 millones de dólares para el alquiler de los aviones.

Las fuertes deudas llevaron a Marsans a vender Air Comet el 1 de diciembre al grupo holandés Air Transport, aunque finalmente no se ha realizado la venta, indicó la aerolínea.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes