Alemania: plan de austeridad busca ser ejemplo para Europa

BERLIN (AP). Alemania reducirá sus pagos de bienestar social, adoptará nuevos impuestos y eliminará funcionarios para ahorrar 80,000 millones de euros (96,000 millones de dólares) hasta fines de 2014 y darle un ejemplo al resto de Europa, dijo el lunes la canciller Angela Merkel.

Las medidas de austeridad de gran alcance ultimadas por el gobierno alemán incluyen reducciones en los subsidios a los nuevos padres, más impuestos a la industria nuclear de generación de electricidad, la eliminación de 10,000 puestos de funcionarios públicos durante cuatro años y postergar la construcción de una réplica de un palacete prusiano en el corazón de Berlín.

Aunque las finanzas alemanas son más sanas que las de otras naciones de las 16 que integran la eurozona, su déficit presupuestario sigue siendo superior al máximo permitido por la Unión Europea y las autoridades han hecho gala de predicar la austeridad y el realismo en el gasto público.

"Alemania, como la mayor economía de Europa, tiene la tarea pendiente de dar un buen ejemplo", dijo Merkel en una conferencia de prensa que detalló las medidas de austeridad elaboradas por su gabinete en un encuentro el fin de semana.

"Debo reconocer que las últimas horas fueron un singular alarde de poder: la necesidad de ahorrar más de 80,000 millones de euros hasta fines de 2014 para que nuestro futuro financiero pueda ser sólido una vez más", agregó la canciller.

"Los últimos meses han demostrado _ en relación con Grecia y otros estados de la eurozona _ el sobresaliente papel que tienen las financias sólidas, que son la condición previa para poder vivir en estabilidad y prosperidad", dijo Merkel.

Alemania tuvo el año pasado un déficit presupuestario del 3,1% del Producto Interno Bruto. Este año seguramente superará el 5%, muy por encima del 3% autorizado por la Unión Europea. Berlín insistió que volverá a cumplir la norma para 2013.

Incluso antes de que estallara la crisis de al eurozona, el gobierno había aplicado el llamado "freno de la deuda" que figura en la Constitución y que le obliga a reducir el endeudamiento en los próximos años.

La coalición centroderechista de Merkel llegó al poder en octubre pasado con la promesa de reducir los impuestos, pero hace poco postergó esa promesa al menos durante los dos próximos años.

En la elaboración del plan para reducir el déficit, el gobierno no redujo los gastos de enseñanza ni aumentó el impuesto a la renta de las personas físicas.

El presupuesto federal de este año ha sido fijado en 319,500 millones de euros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes