Alemania ofrece empleo a trabajadores calificados de Grecia

BERLIN ( AP). La Alemania próspera tiene un mensaje sorprendente para Grecia, un país que se hunde: hay puestos de trabajo disponibles.

Debido a una contracción su fuerza laboral y la firmeza de su economía, Alemania necesita con desesperación trabajadores calificados para mantener el dinamismo de su maquinaria industrial.

Alemania busca suplir ese faltante de mano de obra con trabajadores de Grecia y otras naciones europeas rezagadas, como España y Portugal, donde el desempleo va al alza en medio de los temores de un colapso financiero.

Alemania superó con rapidez la recesión financiera que comenzó en 2008 y su desempleo se ubica en 6,6%, su nivel más bajo en 20 años.

Las compañías se encuentran tan desesperadas para cubrir su falta de mano de obra calificada que el gobierno se ha dado a la tarea de organizar emparejamientos directos entre las empresas alemanas y quienes buscan empleo en los países asolados por las crisis.

El ingeniero civil griego Christos Kotanidis se mudó hace tres meses a Erlangen, sur de Alemania, y se colocó de inmediato con la gigante industrial Siemens.

Kotanidis, de 33 años, trabajaba medio tiempo a principios del año en Salónica para una empresa que ya no podía pagar los salarios de jornada completa porque la alcanzó la crisis económica. Kotanidis tardó sólo seis semanas para conseguir un empleo de tiempo completo en Alemania.

" Decidí buscar trabajo en Alemania porque este país tiene una economía estable", expresó el ingeniero. " En Grecia, la situación económica es mala en la actualidad y el futuro se vislumbra incluso peor".

El desempleo en Grecia se ubica a la fecha en 16,7%, pero en aún más alta entre los jóvenes, con más del 42% de las personas menores de 24 años que no pueden encontrar empleo alguno.

En España, el desempleo anda en alrededor de 20%, y más del 45% de las personas menores de 25 años carecen de trabajo.

Portugal, Italia e Irlanda, los otros países que resienten la crisis por el abultamiento de sus deudas, también tienen perspectivas de empleo sombrías.

No hay cifras duras disponibles sobre el total de profesionales contratados en Alemania que provienen de los países en crisis en la eurozona.

La inmigración en Alemania se disparó 13% en los últimos cinco años y más de la mitad de los que llegaron provienen de la Unión Europea. Los ciudadanos de la UE no necesitan visa ni permiso de trabajo para hacerse de un empleo en algún país del bloque.

En la década de 1960, Alemania reclutó a millones de trabajadores no calificados de Turquía para que ayudaran a reconstruir al país de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, el interés se centra en los profesionales altamente calificados, un recurso que abunda en las naciones del sur de Europa que atraviesan dificultades.

La Asociación de Ingenieros Alemanes considera que hay 80.000 vacantes en el sector que es necesario cubrir en el país. La asociación de médicos de la nación dijo que los hospitales necesitan más de 12.000 doctores.

El gobierno alemán señaló que en 2011 hacían falta 66.000 especialistas en tecnologías de la información.

En los últimos meses, la Agencia Federal de Empleo ha organizado diversas reuniones para poner en contacto a empresas alemanas con buscadores de empleo de España, Portugal y Grecia.

" En verdad necesitamos médicos, enfermeras e ingenieros, y hemos comenzado a reclutarlos en los países de la UE con desempleo alto", dijo la portavoz de la agencia, Beate Raabe.

La escasez de trabajadores calificados en Alemania, según las proyecciones, aumentará con el envejecimiento de la población del país. Las compañías de tamaño medio han agregado grandes cantidades de empleos para surtir pedidos industriales.

En este contexto, el país aprobó en 2011 una nueva legislación a fin de acelerar el reconocimiento oficial de los títulos de licenciatura y certificados técnicos de los extranjeros.

Algunas compañías han emprendido el reclutamiento de trabajadores en los países asolados por las crisis.

Tras organizar este año dos ferias del trabajo en Irlanda, Globalfoundries, una empresa fabricante de semiconductores en Dresde, contrató y trajo 30 ingenieros irlandeses a esta ciudad del este de Alemania.

Uno de ellos fue el ingeniero en tecnología Ivan O'Connor, de 31 años y oriundo de Ballinhassig, en Cork. O'Connor comenzó a trabajar en diciembre de 2010 para Globalfoundries.

"Me encanta vivir y trabajar aquí, la calidad de vida es muy buena y yo buscaba un empleo cuando se presentó la oportunidad", dijo O'Connor en un correo electrónico dirigido a la AP.

Ayudó a su traslado a Alemania que el inglés es el idioma de comunicación en Globalfoundries, una empresa internacional.

Esta compañía es la excepción, debido a que la mayoría de las empresas alemanas esperan que los empleados extranjeros hablen alemán.

El Instituto Goethe, que enseña alemán en todo el mundo, advirtió un aumento de europeos que buscan superar la barrera lingüística del idioma.

En el Instituto Goethe de Barcelona, el número de estudiantes de alemán aumentó 54% en los últimos dos años y más de 70% de ellos asegura que estudian el idioma para mejorar las oportunidades de sus carreras, dijo Diar Amin, portavoz del mismo.

La situación es similar a la de otras ciudades españolas, dijo el instituto.

Enrique Serratosa, de 22 años, tiene título universitario pero carece de trabajo en su natal Barcelona, debido a lo cual mejora su alemán como primer paso para conseguirse un empleo en Alemania.

" La situación aquí es muy difícil, el desempleo es alto, y la cosa se pone cada vez peor", dijo Serratosa, quien firmó un contrato con la empresa química Wacker en Munich después de que tomara lecciones de idioma para complementar el alemán que había estudiado en la universidad.

" Casi 80% de mis amigos buscan trabajo en el extranjero y muchos quieren emigrar a Alemania, podemos aprender mucho ahí, además de que los salarios ahí son más altos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes