Alemania promete mano dura en escándalo por dioxinas

BERLIN (AP). La ministra de Agricultura de Alemania, Ilse Aigner, se comprometió a aplicar severamente el peso de la ley sobre los responsables de la contaminación de animales de granja que fueron alimentados con dioxina, una sustancia cancerígena.

En declaraciones publicadas el domingo, Aigner le dijo al periódico Bild am Sonntag que es necesario investigar el caso a profundidad. Dijo que debe aplicarse una respuesta severa a lo que parece ser una combinación de delincuencia con falta de escrúpulos.

"El sistema judicial tiene que tomar medidas drásticas en esto", dijo a la publicación.

Investigadores alemanes encontraron niveles excesivos de dioxinas en huevos y carne de pollo. Las autoridades detuvieron la venta de aves de corral, puercos y huevos en más de 4.000 granjas, mientras varios países han prohibido su importación.

Las dioxinas resultan de manera ordinaria de la combustión industrial y otros procesos químicos. El aumento en la incidencia del cáncer está relacionado con la exposición a altos niveles de la sustancia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes