Alitalia, en bancarrota, cancela 40 vuelos

ROMA (AP). La quebrada aerolínea Alitalia canceló hoy miércoles, 40 vuelos después que uno de sus gremios decretó una huelga de 4 horas en protesta por el recorte de la plantilla laboral y otras medidas contempladas en un plan de rescate de los potenciales inversionistas.

La aerolínea italiana lucha desesperadamente por la sobrevivencia al negarse los sindicatos a aceptar las condiciones del acuerdo, entre ellas la extensión de la jornada laboral, despidos y reducción de las rutas improductivas así como el achique de su flota de aviones.

Alitalia advirtió en su página de la internet a los pasajeros sobre la huelga del sindicato de personal auxiliar, desde el mediodía a las 16 (1000 GMT a las 1400GMT). Fueron afectados vuelos nacionales y europeos.

La huelga es el más reciente contratiempo para el gobierno italiano, que intenta desprenderse de su participación del 49,9% en Alitalia al mismo tiempo que intenta evitar el colapso de la aerolínea.

"El que convoque una huelga durante las negociaciones demuestra una gran irresponsabilidad", dijo el ministro de Transporte, Altero Matteoli, al canal de televisión Sky TG24 TV.

El nuevo administrador de Alitalia, August Fantozzi, advirtió que si los sindicatos no se suman al acuerdo con los potenciales inversionistas para el jueves, la compañía cesará sus funciones y "tendremos que llevar los libros de contabilidad al tribunal" de bancarrotas, dijo Fantozzi según despachos de prensa italianos. Alitalia sólo dispone de fondos "para un poco más" de tiempo, agregó.

El primer ministro italiano Silvio Berlusconi dijo el París a los periodistas, tras entrevistarse con el presidente Nicolas Sarkozy, que la garantía del gobierno del 80% de la paga hasta por 3 años a 3.250 trabajadores que serán cesados conforme al plan de reorganización no puede ser extendida a sus 20.000 empleados.

El gobierno y los inversionistas italianos están dispuestos a aportar 1.000 millones de euros (1.400 millones de dólares) en Alitalia siempre y cuando los gremios acepten el plan de reorganización.

Ese plan contempla la compra de las ruta rentables por parte de los nuevos inversionistas y su fusión con la aerolínea competidora de bajo costo Air One. Además, los inversionistas desea una alianza con una o más aerolíneas extranjeras, que adquirirían una participación minoritaria en la nueva empresa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes