Alitalia "pende de un hilo"

MILAN (AP). El futuro de Alitalia pendía hoy jueves, de un hilo, dijo el ministro de Trabajo, mientras los sindicatos ponderan si aceptan un último plan de rescate de la aerolínea.

Los sindicatos tenían de plazo hasta las 15.50 (1350 GMT) para firmar un plan respaldado por un grupo de inversionistas italianos encabezados por Roberto Colaninno, presidente de Piaggio, una empresa fabricante de motonetas.

Los inversionistas se reunieron 10 minutos después y advirtieron que retirarán la oferta si los nueve gremios de la aerolínea no la respaldan.

"Es difícil pronosticar lo que sucederá, pero creo que el futuro de Alitalia pende de un hilo", dijo el ministro de Trabajo Maurizio Sacconi a la televisora privada Canale 5.

Tres de los nueve gremios de Alitalia dijeron que firmarán el acuerdo. El resto, incluyendo la poderosa federación CGIL, envió una carta al gobierno, al grupo de inversionistas y la gerencia de Alitalia indicando que en su opinión es posible un arreglo y solicitaron más negociaciones.

No estuvo claro cómo responderán los inversionistas, ya que Colaninno se mostró muy firme el miércoles e insistió que se había acabado el momento de hablar y era la hora de actuar.

El primer ministro Silvio Berlusconi, que se encuentra de visita oficial en Puglia, dijo esperar que pueda ser logrado un acuerdo incluso sin la CGIL, según despachos de prensa italianos.

El administrador de Alitalia, Augusto Fantozzi, dijo que la oposición de los sindicatos significará la desaparición de la aerolínea, que presentará sus libros de contabilidad al tribunal de bancarrotas para su liquidación.

En las negociaciones han expirado ya varios plazos, pero Fantozzi advirtió que la disponibilidad de fondos de la empresa apremia el plan operativo de la aerolínea. Alitalia debe aportar 1,4 millones de euros diarios solamente para pagar el combustible consumido por sus aviones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes