Amazon dividirá oficinas entre Nueva York y Virginia

Amazon anunció el martes que sus nuevas oficinas estarán en Nueva York y en el norte de Virginia poniendo fin a una intensa competencia entre ciudades del país para ganar la sede y la promesa de 50.000 empleos nuevos.

Algunas localidades trataron de impresionar a la empresa, pero Amazon dejó bien claro que quería incentivos como exenciones fiscales y subsidios. La compañía recibió 238 propuestas antes de reducir la lista a 20 en enero.

Long Island City, un área del distrito de Queens, en Nueva York; y Cristal City, Virginia, satisfacen los otros requerimientos de Amazon: estar cerca de un área metropolitana con más de un millón de habitantes, estar a menos de 45 minutos de un aeropuerto internacional, tener acceso directo al transporte público y espacio para expansión. Amazon quiere además poder atraer profesionales tecnológicos de primera.

Long Island City, con un acelerado crecimiento en los últimos años, es una vieja zona manufacturera en la que los almacenes están siendo remplazados con lujosos edificios de apartamentos.

Y Crystal City, junto a la capital del país, está formada por rascacielos de oficinas de la década de los ochenta. El área trata de revitalizarse luego del éxodo de miles de empleos federales.

Pero la división de sus segundas oficinas centrales entre Long Island City y Crystal City genera la interrogante de si van a ser realmente oficinas centrales. No estaba claro dónde los ejecutivos de Amazon _ como el fundador y director general Jeff Bezos _ se pasarían la mayor parte de su tiempo. Si cada una de las localidades tiene 25.000 empleos, eso las haría menores que Seattle, que tiene más de 40.000.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes