Ambientalistas acusan a Exxon de violar ley de aire limpio

HOUSTON (AP). La mayor refinería de petróleo de Estados Unidos violó las leyes federales contra la polución del aire miles de veces en los últimos cinco años al liberar 4,5 millones de kilogramos (10 millones de libras) de contaminantes ilegales, entre ellos toxinas que causan cáncer, según grupos ambientalistas.

Exxon Mobil Corporation, dueña de la refinería, no recibió las multas adecuadas ni fue obligada a reparar sus equipos, dijeron los grupos Sierra Club y Environment Texas en una notificación formal a la empresa de que la demandarán.

Los grupos recientemente obligaron a la petrolera Shell a pagar 5,8 millones de dólares en un arreglo extrajudicial por sus violaciones a la Ley del Aire Limpio y también han demandado a Chevron Phillips.

Ahora, enviaron notificaciones de demanda con sesenta días de antelación _obligatorias por ley_ a Exxon, a la Agencia de Protección Ambiental y a la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ, por sus siglas en inglés).

The Associated Press obtuvo copias de los documentos que detallan las violaciones, que la propia compañía midió y reportó.

Entre otras cosas, los documentos acusan a Exxon de violar los límites de emisiones de dióxido de azufre, uno de los componentes de la lluvia ácida; de sulfuro de hidrógeno, un gas tóxico flamable con olor a huevo podrido; agentes cancerígenos, como benceno y butadieno, así como monóxido de carbono y óxido de nitrógeno.

Exxon reportó que todos los incidentes y afirmaciones " no fueron consideradas desviaciones"porque no violan los límites del permiso de operación de la refinería, la cual se ubica en Baytown, a 56 kilómetros (35 millas) al sureste de Houston.

Los grupos ambientalistas esperan que al investigar presuntas violaciones en decenas de refinerías y plantas petroquímicas y al demandar a las empresas contaminantes, las compañías actúen responsablemente y que las autoridades de Texas vigilen y controlen los estándares federales de emisiones contaminantes, dijo Neil Carman, un químico del Sierra Club que dirige las investigaciones y las demandas.

La TCEQ se negó a hacer declaraciones sobre la litigación pendiente, pero dijo en un comunicado escrito que tiene un programa de vigilancia y control efectivo que usa acciones correctivas cuando es necesario.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes