"América Latina puede resistir desacelerción mundial".

CANCUN, México. (AP) Latinoamérica puede lograr todavía un robusto crecimiento económico, a pesar de la desaceleración en Estados Unidos y las profundas diferencias políticas en la región, aseguraron el martes prominentes autoridades y empresarios en el Foro Económico Mundial sobre América Latina.

Latinoamérica ha tenido un lustro con una expansión económica de al menos 5%, generado principalmente por los altos precios de las materias primas pero también por reformas políticas y de libre mercado que permiten a la región diversificar tanto sus economías como sus socios globales.

"Mientras los países democratizan, globalizan y abren sus mercados, redefinen sus intereses nacionales", consideró Thomas Shannon, secretario adjunto de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Norte, en el primero de dos días del encuentro internacional en Cancún, sitio de recreo en el Caribe mexicano.

El comercio y la inversión proveniente de China están en auge, y el comercio aumenta al interior de América Latina. Los centros locales de inversión proliferan también, con grandes montos de dinero en la zona.

El momento presenta nuevas encrucijadas para la región: tratar de mantenerse fuerte mientras la economía estadounidense se desacelera. No obstante, las hondas diferencias políticas, la pobreza, la desorganización y la corrupción persisten en el continente.

"Ahora enfrentamos bloques latinoamericanos como no habíamos visto antes. Hay grandes divisiones, todo tipo de interacciones sumamente complicadas", dijo Moisés Naim, un economista venezolano que es el editor de la revista Foreign Policy, con sede en Washington, D.C.

La principal división es con gobiernos izquierdistas, incluidos los de Venezuela y Ecuador, cuyos presidentes no estuvieron entre los siete mandatarios presentes en la reunión, una versión regional del encuentro anual en Davos, Suiza.

Los precios elevados de los metales y del crudo han propiciado que naciones como Brasil y Chile tengan superávit presupuestales, y contribuido a financiar casi la mitad del gasto federal de Venezuela y México.

Jesús Reyes Heroles, director general de la estatal Petróleos Mexicanos, insistió en que la inversión privada es el mejor camino para que la compañía mantenga sus ingresos y producción, lo cual sería permitido con la iniciativa presentada por el gobierno al Congreso la semana pasada.

Pero México ha prohibido por décadas una participación significativa del sector privado en Pemex, considerado un símbolo de soberanía nacional, y la oposición se ha instalado en un campamento en la tribuna de la legislatura para protestar contra la reforma.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes