América Latina sortea la crisis y pasa a ser parte de la solución

PARÍS (AFP). América Latina elude hasta ahora la crisis financiera mundial y, aunque crecerá menos en 2012, puede convertirse en parte de la solución para salir de ella, afirmó el viernes en París el ministro chileno de Finanzas, Felipe Larraín.

La región latinoamericana "fue parte del problema en las crisis de los 80, amplió la crisis asiática de los 90, pero ahora es parte de la solución", en momentos en que la recesión amenaza o afecta ya a varios países europeos y la recuperación es muy lenta en Estados Unidos, ilustró el ministro.

Las economías latinoamericanas crecieron en 2011 un 4,3%, y seguirán haciéndolo a 3,7% en 2012, pese a la incertidumbre y volatilidad mundial, según un informe de diciembre pasado de la CEPAL.

Pese a los riesgos importantes para "algunos países más vulnerables", hasta el momento "el crecimiento se ha mantenido razonablemente bien en Latinoamérica y el Caribe", aseguró recientemente Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI."Estamos más preparados", constata Larraín, que participó en París en un coloquio internacional. "Ante todo, hemos puesto la casa en orden, con responsabilidad fiscal y déficits pequeños o superávits", añade.

Para el ministro chileno, una serie de factores han permitido preservar a América Latina de la crisis más grave de las últimas décadas: el alza de los precios a la exportación, sobre todo de países que producen materias primas, agrícolas y energía, y la consecuente alza de las reservas internacionales.

Otros elementos son "el peso de la deuda externa", que se ha atenuado notablemente, y la implementación de "bancos centrales autónomos, que controlan la inflación", reducida de dos o tres dígitos en el pasado a solamente uno ahora, destaca el ministro.

Según el informe de la CEPAL, la inflación en la región pasó de 6,6% en 2010 a cerca de 7% en 2011.

Ese informe detallaba además cifras de crecimiento en 2011 en América Latina -- Panamá (10,5%), Argentina, (9%), Ecuador (8%) Perú (7%), Chile (6,3%) -- que harían palidecer de envidia a los países europeos.

A ello se suma la conquista a fines de 2011 de Brasil (PIB en alza de 3% en 2011) como sexta economía mundial, superando al Reino Unido por el volumen de su PIB.

En este contexto, la crisis en Europa "nos preocupa como amigos y también por interés", constata Larraín, aludiendo al "importante comercio con Europa" de los países latinoamericanos.

"Nosotros (en América Latina) podremos crecer menos, pero creceremos", afirmó, pero advirtió no obstante que en Chile y América Latina "ya sentimos el impacto de la crisis" que azota a Europa.

"La actividad industrial se ha reducido, porque la demanda europea ha bajado. El precio del cobre ha caído" añade Larraín, reduciendo drásticamente los ingresos del país.

La estatal chilena Codelco es la primera productora mundial de cobre, un metal que ha vivido un nefasto 2011: tras alcanzar un máximo en febrero a más de 10,000 dólares la tonelada, ha perdido después más de un cuarto de su valor.

"El asunto central del impacto de la crisis europea en América Latina va a ser el tema de las exportaciones, y aquellos que exporten productos primarios serán los que sufran más", explicó el pasado mes de diciembre Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de CEPAL, atenuando las aún buenas expectativas de América Latina para 2012.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes