Arabia Saudita defiende statu quo en OPEP y abre polémica

VIENA (AFP) - Arabia Saudita expresó hoy martes, su satisfacción por la caída de los precios del petróleo y sugirió que la producción de la OPEP debe ser mantenida, pero países como Irán y Venezuela temen una sobreoferta y presionan por un cierre de los grifos para defender un barril a 100 dólares.

"El mercado está bastante bien equilibrado", dijo el poderoso ministro de Petróleo saudí, Alí al Naimi, al llegar a Viena para una reunión clave del cartel que se celebrará durante la noche debido al Ramadán, el mes de ayuno musulmán.

"Hemos trabajado muy duro desde la reunión de junio (en Yeda) para llevar los precios a su nivel actual. Creo que todo está equilibrado; los inventarios están en una posición saludable", añadió.

Sus declaraciones señalan que Arabia Saudita, primer productor mundial de oro negro y jefe de facto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), no tiene ningún apuro por modificar su oferta, que actualmente sobrepasa en unos 600.000 barriles por día (b/d) su cuota oficial.

Los sauditas han estado bajo intensa presión de Estados Unidos, su aliado estratégico y primer consumidor mundial de petróleo, para incrementar la oferta y suavizar el impacto de los elevados precios, que el 11 de julio alcanzaron un récord histórico a 147 dólares el barril.

En los últimos dos meses, no obstante, las cotizaciones han caído unos 40 dólares, socavadas por temores a una caída de la demanda a raíz de su propia carestía, la crisis económica en Estados Unidos y Europa y la recuperación del dólar, que resta al crudo atractivo para los inversores.

El barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI) para entrega en octubre se cotizaba a 105,10 dólares el martes en Nueva York.

Argelia, Irán, Venezuela y Libia consideran que la oferta de petróleo es superior a la demanda y han sugerido la necesidad de reducir la producción en la reunión de este martes, mientras Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos y Ecuador insisten en que hay que mantenerla.

La OPEP discutirá la posibilidad de recortar su producción de petróleo ante la perspectiva de un sobreabastecimiento del mercado a fines de este año y comienzos del año próximo, aseguró el presidente del cartel, el ministro de Energía argelino Chakib Jelil.

"Todo el mundo coincide en que habrá un problema de sobreabastecimiento de entre medio millón y un millón y medio (de barriles de crudo por día) a comienzos del año próximo", indicó.

Hasta ahora, muchos analistas sostenían que los 13 países que integran la OPEP recortarían discretamente su producción real de crudo, y esperarían unos meses, quizás hasta diciembre, cuando el cartel se reunirá en Argelia, para alterar su cuota oficial por primera vez en dos años.

El mayor recorte "silencioso" de la oferta provendría de Arabia Saudita, que aumentó su oferta en 500.000 b/d en mayo y junio pasado para satisfacer la sed de crudo de Occidente.

El comité de política de la OPEP (MMC por sus siglas en inglés), integrado por Irán, Kuwait, Nigeria y el secretario general del cartel, no pudo ponerse de acuerdo el lunes de noche sobre qué decisión recomendar a todo el grupo, una señal del dilema al cual se enfrenta el club de 13 países exportadores de petróleo.

"No hay una recomendación", dijo el ministro iraní de Petróleo, Gholam Hossein Nozari, al final de una reunión de este comité de monitoreo en la sede de la OPEP.

"Todavía hay bastante división" en el seno del cartel, dijo un alto funcionario de la OPEP a la agencia Dow Jones Newswires.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes