Argentina: Renuncia presidente del Banco Central

BUENOS AIRES ( AP). El presidente del Banco Central argentino Martín Redrado renunció el viernes a su cargo en medio de una disputa con el gobierno de Cristina Fernández por el control de las reservas internacionales.

" Siento que el ciclo mío en el Banco Central ha concluido. Por eso he decidido hace instantes alejarme del cargo de presidente del Banco Central de la República Argentina", dijo Redrado en una conferencia de prensa en un hotel céntrico de Buenos Aires.

" He buscado cumplir con todos los pasos institucionales. Sin embargo, me encuentro con esta anomalía... me veo inhabilitado de cumplir mis funciones como presidente del Banco Central", agregó.

En la práctica, Redrado estaba alejado de su cargo desde el domingo, cuando la policía le impidió ingresar a la sede del Banco Central por orden del gobierno. Desde entonces la entidad es conducida por su vicepresidente Miguel Pesce.

La renuncia de Redrado se produce en momentos en que una comisión del Congreso analizaba su remoción luego de que Fernández lo despidió por decreto el 7 de enero bajo los cargos de " incumplimiento de los deberes de funcionario público" y " mala conducta".

Sorpresivamente, el gobierno se negó a aceptarle la renuncia.

" Para nosotros, la renuncia no existe", dijo el jefe de gabinete Aníbal Fernández al canal de noticias por cable C5N.

" Esperaremos a que (la comisión bicameral) se expida el día martes y una vez que la presidenta tenga el dictamen se tomará la decisión que se deba tomar", añadió.

El eje del conflicto fue la negativa del economista a ceder 6,569 millones de dólares en reservas al llamado " Fondo del Bicentenario" creado por decreto del Poder Ejecutivo y destinado a pagar los vencimientos de deuda de este año, que suman unos 13,000 millones de dólares.

Redrado alegó que se negó a traspasar esos fondos al Tesoro para evitar que fueran embargados por acreedores que demandan judicialmente el pago de bonos argentinos en " default" desde 2001.

Pese a las presiones del gobierno el economista se negó a dimitir y finalmente fue expulsado por decreto.

Redrado se presentó entonces ante la justicia para dejar sin efecto el decreto alegando que según el estatuto del Banco Central su titular puede ser removido por el Ejecutivo previo dictamen de una comisión bicameral, un paso que la presidenta se había saltado.

Una jueza federal y luego un tribunal superior hicieron lugar a su demanda y lo reinstalaron en el cargo, dejando su suerte en manos del Congreso.

Desde el martes, una comisión legislativa analizaba si Redrado incumplió sus deberes, tal como sostiene el decreto con el que la presidenta lo relevó del cargo.

Pero el dictamen de la comisión no es de cumplimiento obligatorio, por lo que se descontaba que una vez emitido el gobierno avanzaría en la remoción de Redrado, aún cuando los legisladores se hubieran manifestado en sentido contrario.

" Cualquiera sea el dictamen de la comisión bicameral, la presidenta ya ha tomado una decisión así que ¿para qué extender este conflicto?", dijo Redrado.

El lunes, Fernández había reclamado a la comisión que el trámite legislativo fuera " lo más breve posible". Es que el gobierno necesita apurar la transferencia al Tesoro de las reservas del Central --que según la última información oficial alcanzan a 48,178 millones de dólares-- para hacer frente a sus problemas fiscales y poner en marcha un canje de deuda para los acreedores que no participaron de una operación similar en 2005 con la que busca retornar a los mercados financieros internacionales.

Argentina tiene el acceso cerrado a los mercados de crédito desde fines de 2001, cuando declaró el cese de pagos de su deuda, el mayor " default" de la historia financiera internacional.

Redrado denunció que durante sus poco más de cinco años de gestión resistió en varias oportunidades las presiones del Ejecutivo para utilizar las reservas de la entidad, que garantizan la estabilidad monetaria.

" Veo un afán, casi una voracidad de llevarse las reservas, parecería que hay una voracidad que no tiene límites... Yo puse límites", sostuvo.

El economista explicó que decidió llevar " las cosas hasta este punto porque creo que a las instituciones hay que respetarlas".

Agrego que " he cumplido con todos los pasos institucionales. Lamentablemente el gobierno no ha hecho lo propio, ha tratado de avasallar la independencia del Banco Central" que es un ente autárquico con independencia del Ejecutivo.

Aún cuando quede resuelta la salida de Redrado, el gobierno no tendrá acceso a los 6,569 millones de dólares en reservas ya que la semana pasada un tribunal suspendió la aplicación del decreto de creación del " Fondo del Bicentenario".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes