Argentina y Venezuela más afectados por crisis económica

MIAMI(AP). Latinoamérica no es inmune a la crisis económica global, y entre los países más afectados estarán Argentina y Venezuela, dijeron el viernes expertos y analistas económicos en una conferencia sobre las tendencias y vaticinios para la región en 2009.

América Latina, sin embargo, está mejor preparada ahora que hace unos años para enfrentar una crisis de dimensiones que algunos expertos comparan con la depresión de los años 30, y Brasil y Chile estarían entre las naciones iberoamericanas que mejor capearían la debacle económica y financiera internacional.

"Es una crisis global" de la que no escapa América Latina, expresó Tulio Vera, estratega de inversiones de Bladex Asset Management. El experto explicó que la región ya está experimentado un colapso de los mercados de valores, la caída del crédito y una disminución de la actividad y el crecimiento económico, que se profundizará en los próximos meses.

Vera, no obstante, dio una buena noticia: "los funcionarios están reaccionando y están tomando la iniciativa" ante la crisis, a pesar de que los mercados aún no lo han reconocido lo suficiente.

El panorama que presentaron los expertos en la conferencia organizada por el Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de Miami contrastó con la visión expuesta por el Banco Interamericano de Desarrollo durante su reunión anual realizada en Miami en abril de este año.

En su informe anual difundido en aquella oportunidad, el BID aseguró que las perspectivas económicas de América Latina y el Caribe eran las mejores de las últimas décadas, a pesar de la desaceleración de la economía estadounidense y la inestabilidad de los mercados financieros de todo el mundo.

Pero en toda la región, el crecimiento económico podría retroceder del 5,6% del 2007 al 4,5% este año, y la caída se profundizaría al 2,5% en el 2009, de acuerdo con estadísticas de noviembre del Fondo Monetario Internacional.

Durante la conferencia "América Latina 2009: Vaticinio económico, de negocios y comercial", Argentina y Venezuela fueron presentados como las naciones que más dificultades tendrán a raíz de la crisis económica mundial.

"Sólo Venezuela está peor que Argentina ... enfrenta problemas muy serios", manifestó Claudio Loser, ex director para las Américas del Fondo Monetario Internacional.

Loser, que actualmente se desempeña como profesor de economía de la Universidad George Washington, señaló como aspectos negativos de la situación argentina la reciente aprobación legislativa de la "expropiación" del sistema de pensiones _hecho al que calificó como "muy malo"_, un "mal manejo de la economía en términos de las exportaciones, y el aumento de la inflación".

Dijo, asimismo que Chile es el país de Sudamérica "con más capacidad para enfrentar la crisis". Vaticinó que "sufrirá, por supuesto, pero no tanto como el resto" de las naciones, ya que junto con Uruguay tiene políticas fiscales responsables y flexibilidad con el tipo de cambio.

En Venezuela existen "perspectivas de desestabilización con aumento de inflación", dijo Roberto Steiner, quien también fue funcionario del FBI y a partir de enero se desempeñará como director ejecutivo de Fedesarrollo de Bogotá, Colombia.

"No creo que los países que han implementado malas políticas cambien a buenas políticas por la crisis", señaló, refiriéndose sin mencionar al gobierno de Hugo Chávez.

Para Ernest Brown, investigador económico de Santander Investment Securities, "Brasil es el único país de la región que podría seguir creciendo". Las perspectivas, no obstante, tampoco son del todo alentadoras para esta nación: el Producto Bruto Interno (PBI) bajaría del 5,1 previsto para este año, al 3% en el 2009, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional y algunos analistas.

Para los expertos, los riesgos políticos que enfrenta la región también pueden contribuir a desmejorar la situación económica.

Roger Noriega, ex subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, indicó que tiende a ser optimista sobre la región, pero señaló una serie de riesgos políticos, entre ellos instituciones débiles, el populismo de algunos gobiernos _entre ellos Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Argentina_, la amenaza de la criminalidad y la corrupción.

"Sin instituciones efectivas no funcionan efectivamente la democracia ni las instituciones", declaró el ex funcionario estadounidense. "Espero que a la luz de la actual crisis, los estados no reaccionen regulando la economía".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes