Argentina firma acuerdo con bancos para regularizar deuda

BUENOS AIRES (AP). El gobierno firmó un acuerdo con los bancos Citibank, Deutsche Bank y Barclays para regularizar la deuda en manos de acreedores privados que no participaron del canje de títulos en cese de pagos realizado en el 2005.

"Los bancos han realizado dos propuestas: una propuesta vinculada a lo que se conoce como tenedores de deuda que no ingresaron al canje del 2005. En ese sentido hay una propuesta que tiene por objetivo regularizar esa situación de tenedores de bonos y en paralelo poner en marcha un proceso de incorporación de dinero fresco a la Argentina", dijo el jefe de gabinete Sergio Massa en conferencia de prensa en la casa de gobierno.

La otra propuesta de las tres entidades, explicó Massa, "tiene por objetivo el mejoramiento del programa de perfil de deuda de Argentina... con el cambio de préstamos garantizados de poca liquidez con títulos de mayor nivel de liquidez".

Con relación a la primera propuesta, Massa explicó que no se tratará de una oferta de nuevos títulos en reemplazo de los bonos que no fueron pagados como ocurrió tres años atrás, sino que los bancos "van a recibir mandatos (de los acreedores dispuestos a canjear sus títulos) y eso es lo que van a ofrecer a la Argentina".

El gobierno argentino finalmente aprobará o rechazará la propuesta de las entidades, un proceso "que va a finalizar antes de fin de año", estimó Massa.

En caso de ser aprobado, el Ejecutivo deberá enviar al Congreso un proyecto de ley para ratificar la operación, ya que la legislación vigente impide realizar nuevas negociaciones con los acreedores hasta el 2010.

El jefe de gabinete indicó que hasta que no se eleve la propuesta a la Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos (SEC, según sus siglas en inglés) y otros organismos reguladores no se pueden dar detalles de la operación, pero adelantó que "la oferta para la Argentina es mejor que la del 2005, ya que la quita (lo cual significa que el 100% del capital original adeudado, el Estado argentino devolverá mucho menos) será mayor que la de ese año", cuando la reducción del capital original fue de hasta el 66%.

A fines del 2001 Argentina declaró el cese de pagos de su deuda de 95.000 millones de dólares, el mayor "default" de la historia financiera mundial.

En el 2005 Néstor Kirchner _esposo y antecesor de la actual mandataria, Cristina Fernández_ reestructuró el pasivo en manos de acreedores privados, ofreciendo a cambio de los viejos bonos tres títulos a largo plazo. El canje tuvo una aceptación del 76%. Los 500.000 acreedores que no participaron de esa reestructuración aún reclaman judicialmente el pago de unos 20.000 millones de dólares.

En el 2006 Kirchner canceló la deuda de 9.500 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, pero mantuvo en cese de pagos el pasivo con los acreedores privados y el Club de París.

A principios de septiembre, el gobierno anunció la cancelación de la deuda de 6.706 millones de dólares con el Club de París y la semana pasada informó que regularizaría la situación de los acreedores.

Massa destacó que con este anuncio el gobierno argentino da "otro paso más trascendente en la política de desendeudamiento que le pone un horizonte de mucha previsibilidad al programa financiero de Argentina... y le da certezas al mundo de que Argentina en la medida que crece y puede, cumple con sus obligaciones de pago".

Las operaciones para normalizar la deuda buscan calmar las dudas de los inversores sobre la solidez financiera de Argentina _que las calificadoras Moody's y Standard & Poor's reflejaron en agosto con una baja en su nota sobre los bonos soberanos_ y reabrirle al país las puertas del financiamiento internacional.

Pese a crecer a tasas superiores al 8% anual en los últimos cinco años, desde el 2005 Argentina no ha tomado créditos en los mercados de capitales por temor a que esos fondos fueran embargados por los acreedores que no participaron del canje, y recurrió a licitaciones directas de bonos a Venezuela _a tasas muy superiores a las de mercado_ para obtener fondos frescos.

La regularización de la deuda en manos de los acreedores privados "le permitirá a la Argentina insertarse nuevamente en los mercados y despejar dudas sobre la capacidad de pago", dijo el titular de la filial local de Citibank, Juan Broucheau, presente en la conferencia de prensa junto a Massa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes