Aumento en tasas de interés da consuelo a Turquía

Una importante subasta del banco central de Turquía le dio a la moneda nacional un breve impulso al tiempo que los inversionistas temían que los aumentos agresivos en las tasas de interés podrían no terminar con la volatilidad del mercado.

Los analistas dicen que los temores sobre la estabilidad política y nuevas reducciones a los estímulos de la Reserva Federal estadounidense significan que el futuro sigue siendo turbio para Turquía y la lira. Sobre todo consideran que aumentar las tasas de interés es un instrumento agresivo que sólo se puede usar unas cuantas veces sin causar un daño considerable a la economía.

"Estas tasas de interés han dado un alivio temporal, pero por los antecedentes el uso de tasas de interés para defender una moneda suele terminar mal", dijo Neil MacKinnon, estratega mundial en asuntos de macroeconomía en VTB Capital. "Los aumentos en las tasas de Turquía, por ejemplo, serán considerados insostenibles e irrepetibles".

En el intercambio vespertino, la lira turca tenía una caída de 2,3% ante el dólar intercambiándose por 2,2296 liras turcas. Esto significa que está más o menos igual a como se encontraba cuando el banco central sorprendió a los mercados al anunciar que aumentarían su principal tasa de interés a 12% de 7,75% y tras aumentar más del doble su tasa semanal a 10% del 4,5% en el que se encontraba.

La lira turca ha llegado a sus puntos mínimos en semanas recientes ante los temores de su crecimiento global, la posibilidad de que un escándalo por corrupción en la policía pueda desestabilizar al gobierno y el cambio en la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense.

Turquía, al igual que otras economías emergentes ha tenido un flujo de inversión extranjera en los últimos años mientras la Fed y otros bancos centrales han impulsado su principal tasa de interés para impulsar sus economías. Ahora que la Fed ha comenzado el proceso para reducir su estímulo, se espera que gran parte del dinero sea retirado.

"Todavía esperamos que la lira siga bajo una presión a la baja en el año que viene a medida que las condiciones financieras externas se recrudecen", dijo Lee Hardman, estratega de cambios en Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ. "El aumento de la incertidumbre política interna sigue representando riesgos a la baja igualmente para la lira".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes