Autorizan cultivo de una papa genéticamente modificada

BRUSELAS (AFP). La Comisión Europea anunció el martes que ha autorizado el cultivo de una papa genéticamente modificada, producida por el grupo alemán BASF, en su primera medida de este tipo en los últimos doce años en la Unión Europea (UE), donde los transgénicos generan fuertes controversias.

"La Comisión tomó hoy (martes) decisiones relativas a la papa transgénica Amflora", cuyo cultivo es autorizado en la Unión Europea "a fines industriales" y para la alimentación animal, indicó un comunicado del ejecutivo europeo.

"Cada Estado es libre de autorizar o no el cultivo de este OGM", precisó empero el comisario europeo encargado de la Salud, el maltés John Dalli, para tratar de atenuar el alcance de la decisión.

Bruselas autorizó asimismo la comercialización en Europa para fines alimentarios de tres variedades de maíz transgénico de la firma Monsanto, derivados del MON 863, indica el comunicado. Esta decisión es menos espectacular dado que la comercialización de productos OGM importados es autorizada regularmente.

La gran novedad concierne la autorización de la papa Amflora, tubérculo creado por la firma BASF y destinado a la utilización industrial por su almidón y a la alimentación animal.

La Comisión Europea no había autorizado el cultivo en Europa de una planta genéticamente modificada desde 1998, cuando dio luz verde al cultivo del maíz OGM MON 810 de Monsanto.

El organismo europeo, a quien competía la decisión final dado que los Estados miembros de la UE no lograron ponerse de acuerdo al respecto, argumentó que la Agencia Europea de Seguridad de los Alimentos (AESA) considera que la papa en cuestión no plantea problemas para la salud.

La variedad genéticamente modificada es más rica en amilopectina, componente del almidón utilizado en la industria para fabricar textiles, cemento y papel. Pero contiene también un gen marcador de resistencia a los antibióticos, lo que desató desde hace tiempo las críticas de los defensores del medio ambiente, que señalan los riesgos de diseminación en otras plantas.

Los defensores del medio ambiente estiman asimismo que las opiniones de la AESA deben ser tomadas con precaución, ya que la institución es objeto de una polémica desde que Suzy Renkens, que era su directora, fue contratada por la firma suiza Syngenta, implicada en el sector de los OGM.

La decisión tomada el martes reactivará sin duda el debate en Europa sobre los OGM, tema sumamente polémicos en el Viejo Continente debido a los temores sobre sus efectos en la salud y en el medio ambiente.

Y las reacciones de los ecologistas europeos no se han hecho esperar. El francés José Bové, diputado europeo, declaró el martes que la Comisión "debe salir de su torre de marfil", "reconsiderar su decisión" y "comprender por fin que los ciudadanos no quieren los OGM".

"Estoy escandalizado de ver que el comisario de Salud y de Protección de los consumidores John Dalli sólo necesitó unas semanas en sus nuevas funciones para manifestar un apoyo tan flagrante a los intereses industriales", declaró en un comunicado el eurodiputado alemán Martin Häusling, recalcando las "serias inquietudes acerca del gen" de la variedad de papa autorizadas.

Por su parte, Corinne Lepage, vicepresidenta de la comisión Medio Ambiente del Parlamento Europeo, consideró que "esta decisión de reanudar las autorizaciones de diseminación de OGM en el medio ambiente, evitando el debate sobre sus riesgos, es inaceptable".El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, aprovechó el principio de su segundo mandato en bruselas para cerrar el caso de la papa de BASF, que envenenó su primer mandato a raíz de la controversia. El anterior comisario del Medio Ambiente, el griego Stavros Dimas, se oponía a la autorización del cultivo de la misma.

El tema fue encargado al nuevo comisario de Salud y Protección de los consumidores, John Dalli, que se declaró favorable a una "innovación responsable" en materia de "tecnologías".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes