BID: Región espera mayor papel de gobiernos en la economía

WASHINGTON (AP). Los gobiernos de América Latina y el Caribe van a incrementar su participación en sus economías nacionales debido a la crisis financiera global, dijeron dirigentes privados y públicos en una encuesta que parcialmente difundió hoy jueves el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

También opinaron que el ingreso per cápita regional se reducirá o crecerá moderadamente en los próximos tres años y los gobiernos van a depender más del financiamiento de instituciones internacionales.

El BID hizo notar que las expectativas "contrastan agudamente" con recientes indicadores económicos de la región, que indicaban que el producto per cápita creció a un ritmo del 4,1% anual en los últimos cinco años.

Luis Alberto Moreno, presidente del BID, dijo que la encuesta mostraba que los líderes latinoamericanos y caribeños "están muy preocupados por la economía mundial y sus posibles impactos en la pobreza".

La encuesta fue realizada entre 317 "personas influyentes" del gobierno, sector privado, organizaciones sin fines de lucro, medios de prensa y centros académicos, entre noviembre de 2008 y enero de 2009. El BID, sin proporcionar margen de error, dijo que los resultados y las políticas a seguir serán debatidos en la asamblea anual que la institución hará en Medellín, del 27 al 31 de marzo.

Indicó que el 92% de los que respondieron la encuesta esperaban del producto interno bruto regional un crecimiento menor o ligeramente por encima del incremento poblacional.

Los encuestados en Nicaragua, Haití y El Salvador figuraron entre los más pesimistas: más de dos tercios (60%) dijeron que en esos países el ingreso per cápita se reduciría en los próximos cuatro años.

Perú y Chile estaban, sin embargo, entre los más optimistas. Casi un tercio de los encuestados en Perú (30%) y más de la quinta parte en Chile (20%) dijeron que esperaban un incremento de varios puntos porcentuales en el ingreso per cápita por encima del crecimiento poblacional.

Los países del Caribe y Centroamérica serán los más necesitados de la ayuda internacional, dijeron los encuestados en esas áreas.

En Brasil, Chile y México, sin embargo, indicaron que el financiamiento internacional tendrá cambios apenas marginales.

Sólo en Nicaragua y Haití la mayoría dijo que ese financiamiento caerá en los próximos cuatro años.

Según el BID, más del 90% del total de encuestados esperaba que el gobierno incremente o mantenga su influencia en la economía en los próximos cuatro años.

Los encuestados en Bolivia, Ecuador y Venezuela estuvieron entre los que más esperaban ese incremento, dijo el BID.

La lucha contra la pobreza y desigualdad seguirán siendo los principales retos de la región en el próximo cuatrienio, dijo el BID.

En cuanto a los retos más inmediatos, los resultados varían de país a país. En Brasil y Chile la educación era el "problema número 1". En Venezuela y Ecuador, la situación macroeconómica, y en El Salvador y Guatemala, la pobreza y desigualdad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes