BID da 269 millones de dlrs. a Brasil para producir etanol

WASHINGTON (AP). El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó el miércoles un préstamo de 269 millones de dólares para tres plantas de etanol en Brasil, en la operación más importante de la institución para el financiamiento de fuentes de energía alternativa.

El BID dijo que adicionalmente ayudará a conseguir otros 379 millones de dólares en bancos privados, encabezados por BNP Paribas, para las plantas que en total demandarían más de 1,000 millones de dólares.

La empresa beneficiaria es Companhia Nacional de Açúcar e Álcool (CNAA), una iniciativa conjunta formada por la azucarera Santelisa Vale, U.S. y Global Foods, holding registrado en Antilllas Holandesas.

Las plantas Ituiutaba y Campina Verde están ubicadas en la provincia de Minas Gerais y la tercera, Itumbiara, en la de Goiás.

Luis Alberto Moreno, presidente del BID, dijo que es "crucial" el desarrollo de combustibles renovables que, en momentos en que los precios de los alimentos y energía están en aumento, "no deben competir con los cultivos alimentarios".

"Después de examinar las dimensiones sociales, ambientales y económicas de estos proyectos durante más de un año, llegamos a la conclusión de que van a producir energía limpia y sostenible y generarán empleos de calidad, sin afectar los precios de los alimentos de manera alguna", dijo Moreno en una declaración difundida por el Banco.

Brasil, el mayor productor de bioenergía del mundo junto con Estados Unidos, desarrolla etanol a partir de la caña de azúcar. Los estadounidenses lo obtienen, en cambio, principalmente del maíz.

Moreno dijo que otros países latinoamericanos tenían también condiciones parecidas a las brasileñas para una producción eficiente de etanol y que el BID tiene entre sus planes ayudar a desarrollarlos.

El Banco hizo notar que las nuevas plantas están ubicadas "lejos de la Amazonía o áreas protegidas" y que en vez de comprar la tierra, la empresa desarrolladora la alquilará de los dueños de lotes pequeños y medianos, que tecnificarán sus cosechas creando unos 43,500 empleos permanentes de calidad.

Las planas producirán 420 millones de litros de etanol al año para el mercado nacional y generarán su propia electricidad con el bagazo de caña. La generación de electricidad será tan eficiente que las plantas podrán abastecer de energía a unas 400,000 viviendas brasileñas.

Brasil ha basado hasta ahora el financiamiento de sus industrias de azúcar y etanol en préstamos comerciales de corto y mediano plazos respaldados por su exportaciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes