BM: Más ayuda para países pobres

WASHINGTON(AP). El Banco Mundial anunció, hoy martes, una ayuda hasta por 100,000 millones de dólares a los países en desarrollo afectados por la crisis financiera y redujo en una tercera parte su pronóstico de crecimiento para los mercados emergentes en el 2009.

Ese monto se suma a otro similar anunciado la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el propósito de conceder préstamos a esos países, a ser repagados en 12 meses como máximo a fin de ayudarles a crear liquidez bancaria.

Con ambos anuncios se elevó a 200,000 millones de dólares la suma ofrecida a las economías emergentes por el Banco Mundial y FMI, dos instituciones a las que algunos critican de tener parte de la responsabilidad en la crisis originada en Estados Unidos debido a su falta de supervisión.

El Banco Mundial indicó en un comunicado que adicionalmente a su oferta de los 100,000 millones, a ejecutarse en tres años, está en condiciones de triplicar su ayuda de este año a las economías más afectadas, elevando el monto de sus préstamos de 13,500 millones el año pasado a unos 35,000 millones.

Indicó que la ayuda se encaminaría a los sectores privado y público, así como la generación de empleo y recuperación y sostenibilidad del crecimiento.

La disponibilidad de fondos anunciada por el Banco se produjo en adelanto a la cumbre económica del G-20, de las principales economías del mundo, que se celebrará el sábado en Washington.

"Este incremento del apoyo financiero protegerá a los sectores más pobres y vulnerables ante el impacto de la crisis; respaldará a los países que experimentan graves déficits presupuestarios y ayudará a sostener inversiones de largo plazo", dijo la institución.

El Banco redujo en casi 2 puntos porcentuales su proyección de crecimiento de las economías emergentes para el próximo año: de 6,4% a 4,5% "debido a la combinación de la turbulencia financiera, reducción de las exportaciones y disminución de los precios de las materias primas".

Indicó que en las economías desarrolladas, la contracción el próximo año sería de 0,1% y el de la economía mundial en general llegaría a apenas el 1%.

El FMI considera que un crecimiento mundial del 3% en dos periodos consecutivos es un indicador de recesión global.

El Banco Mundial no informó cuál era su proyección para América Latina. Pero el FMI anunció la semana pasada una reducción marginal del orden del 0,1 para este año (a 4,5%), aunque para el próximo año el descenso llegaba casi a la cuarta parte, con un nuevo cálculo del 2,5% (o 0,7 de punto porcentual menos del anunciado apenas en octubre).

Robert Zoellick, presidente del Banco, dijo en el comunicado que la cumbre del sábado, la primera de una serie convocada por el presidente estadounidense George W. Bush para buscar soluciones a la crisis, "no debe perder de vista la crisis humana".

"Los más severamente afectados son los más pobres y vulnerables", dijo Zoellick, repitiendo comentarios que hizo en la asamblea de gobernadores del FMI y Banco Mundial el mes pasado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes