Bachelet anuncia medidas para mitigar alza de combustible

SANTIAGO DE CHILE (AP). En la víspera de una paralización convocada por 39,000 camioneros de todo el país para protestar por las alzas de los combustibles, la presidenta Michelle Bachelet anunció el lunes un aporte equivalente a 1,000 millones de dólares a un fondo para estabilizar los precios, lo que implicará una rebaja en las tarifas.

La nueva intervención del gobierno para frenar los precios implicará una reducción en las gasolinas de poco más de 10 centavos de dólar. La gasolina sin plomo de 95 octanos, una de las más expendidas, se vende actualmente al equivalente a unos 1,3 dólares el litro.

Los transportistas convocaron al paro para este martes "si o si" y al hacer sus anuncios la mandataria llamó al diálogo para evitar el paro, que un sector de ese gremio ya inició el lunes en el puerto de Valparaíso, incluso con el bloqueo parcial de la carretera que conduce a Santiago.

Los camioneros demandan la reducción de un impuesto a los combustibles, pero en su alocución la mandataria no mencionó esa posibilidad. El impuesto grava en más del 40% el valor que se paga por las gasolinas.

Bachelet dijo que con las medidas espera llevar "un alivio importante para la gente".

A comienzos de año el gobierno ya había reducido un impuesto a los combustibles e hizo un aporte de 200 millones de dólares para subsidiar el precio, lo que produjo una baja de 50 pesos (poco más de 10 centavos de dólar), la misma cantidad que deberá registrarse ahora.

El fondo, sin embargo, se había reducido a 100 millones de dólares y con el constante aumento en el valor del petróleo existía la amenaza de extinguirse. La situación energética del país, además, se veía afectada por una fuerte sequía, que ahora tiende a disiparse, y por la reducción en el suministro de gas natural argentino.

La presidenta informó que también el gobierno aportará otros 250 millones de dólares para capitalizar a la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), a fin de asegurar el suministro de combustibles. La empresa estatal, que sólo produce alrededor del 3% por la extinción de sus pozos, refina el petróleo importado.

También anunció otras medidas como la renovación de las flotas de vehículos contaminantes, el subsidio a motores eficientes e híbridos y la introducción en el segundo semestre del año del bioetanol.

El alza de los combustibles y de los alimentos provocó también un repunte en los últimos meses de la inflación, que según las autoridades debería cerrar el año en un 4,7%. Pero ahora el Banco Central, que maneja también la política antiinflacionaria, admite que el costo de la vida podría superar esa estimación debido a las alzas de precios de los combustibles y de los alimentos.

Bachelet destacó que en los últimos meses su gobierno ha entregado varios bonos para los sectores más desposeídos y para 1,4 millón de jubilados, para ayudarles a enfrentar las alzas de precios.

Los millonarios subsidios otorgados por Bachelet son posibles por los ingentes recursos que Chile recibe por la fuerte alza del precio del cobre, su principal producto de exportación. En el primer trimestre la caja fiscal tuvo un superávit de 5,790 millones de dólares como consecuencia del auge en el precio del cobre. El año pasado, ese superávit alcanzó a 14,453 millones de dólares, que el gobierno ha destinado fundamentalmente al ahorro en el exterior generando intereses.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes