Bajan en enero las ventas de casas nuevas en EU

WASHINGTON ( AP). Las ventas de casas nuevas registraron en enero una caída sin precedentes que destaca los formidables desafíos que afronta el sector inmobiliario, el cual intenta recuperarse de su peor contracción en décadas.

El Departamento de Comercio informó el miércoles que las ventas de viviendas nuevas bajaron en enero 11,2 por ciento a una tasa anualizada de 309,000 unidades, la más baja en los últimos 50 años.

Los economistas se dijeron sorprendidos del tropezón en el primer mes del año porque esperaban un aumento de 5% sobre diciembre.

Aunque las tormentas invernales son en parte responsables del desplome, las ventas han bajado en los últimos tres meses hasta enero a pesar de los amplios esfuerzos del gobierno para revertir la tendencia.

Los economistas han expresado preocupación de que tras la mejora de las ventas en el segundo semestre del año pasado venga una recaída debido al retiro de diversos programas de apoyo del gobierno.

"Sin duda, enero y febrero serán meses complicados para el sector inmobiliario, ante las severas condiciones climáticas, sin que eso elimine el hecho de que el sector ha tenido otro gran retroceso, aun con la asistencia del gobierno, dijo Jennifer Lee en un texto de investigación. Lee es una de las principales economistas de la firma consultora BMO Capital Markets.

El repunte del segundo semestre del año pasado impulsó el crecimiento económico hacia cifras positivas.

Por ejemplo, cada nueva casa construida crea unos tres empleos al año y reditúa unos 90,000 dólares en impuestos a las autoridades locales y federales, dijo la Asociación Nacional de Constructores de Casas.

La declinación a una tasa anual de compra de 309,000 unidades en enero fue 6% menor a la de enero del mismo mes de 2009, cuando la cifra fue la más baja de todos los tiempos.

Sin embargo, los economistas se dijeron preocupados de que si el sector se contrae en los próximos meses significará que la recuperación aun va a contracorriente.

La debilidad en las ventas registrada en enero fue evidente en todo Estados Unidos, salvo en la región del medio oeste, donde aumentaron 2,1 por ciento. Las ventas cayeron 35 por ciento en el nordeste, 12 por ciento en el oeste y casi 10 por ciento en el sur.

La caída de las ventas arrastró a la baja los precios de las casas a un promedio de 203,500 dólares, una contracción de 5,6% respecto de los 215,600 dólares de diciembre y de 2,4% respecto de hace un año.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes