Bancarrota de Lehman Brothers sacude al sistema financiero

NUEVA YORK (AFP) - El banco de inversión estadounidense Lehman Brothers se declaró hoy lunes, en bancarrota y su rival Merrill Lynch debió ser vendido de urgencia al Bank of America en un nuevo terremoto financiero que tumbó las bolsas mundiales.

La Reserva Federal estadounidense, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el banco central suizo inyectaron miles de millones de dólares en los mercados monetarios tras la caída de estos titanes bancarios bajo el peso del financiamiento masivo de malos préstamos.

Lehman Brothers anunció que declarará la bancarrota el lunes, tras un fin de semana de frenéticas negociaciones que fracasaron en lograr un rescate.

En la caída, el Bank of America compró el banco de inversión estadounidense Merrill Lynch por 50.000 millones de dólares, un consorcio de diez bancos creó un fondo mundial de emergencia por 70.000 millones de dólares y el gigante de los seguros AIG busca un enorme crédito de emergencia para enfrentar su propia crisis.

A pesar de que los bancos centrales intentaron enviar mensajes de calma, las bolsas europeas y asiáticas cayeron hasta 5%, y el dólar y el petróleo se cotizaban en baja.

"Probablemente han visto más de la historia financiera en un día de lo que hemos visto desde la gran crisis de 1929", dijo Marcus Droga, director asociado de la consultora Macquarie Private Wealth.

"No estoy sugiriendo que el mercado (financiero) estadounidense tendrá un crac esta noche, pero en términos de eventos claves, es un día histórico", dijo Droga a la agencia Dow Jones Newswires.

La Fed alivió las condiciones para otorgar garantías a cambio del suministro de fondos a los bancos y dijo que trabaja para "identificar potenciales vulnerabilidades del mercado".

El BCE inyectó 30.000 millones de euros (43.000 millones de dólares) en los mercados monetarios tras el colapso de Lehman. El Banco de Inglaterra inyectó otros 5.000 millones de libras (6.300 millones de euros ó 9.000 millones de dólares) en mercados monetarios a corto plazo.

"Parece claro que un huracán categoría cinco está impactando en el sistema financiero estadounidense", indicó en su blog Michael Panzer, autor del libro "Armagedón Financiero".

Lehman Brothers ©AFP El diario The Wall Street Journal alertó el lunes en un editorial que los estadounidenses deben prepararse para "un lunes muy duro" y llamó al gobierno a aprobar más acciones de apoyo a la bolsa neoyorquina.

Lehman indicó que declara la quiebra "para proteger sus activos y maximizar su valor". "Los clientes de Lehman Brothers, incluidos clientes de su filial Neuberger Berman Holdings LLC, podrán seguir negociando o tomar otras acciones con respecto a sus cuentas", dijo en un comunicado.

El banco perdió un estimado de 3.900 millones de dólares (2.700 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal en medio de nuevas depreciaciones de activos ligados a activos hipotecarios.

Los esfuerzos de último momento para hallar un comprador colapsaron el domingo. Una fuente del banco británico Barclays indicó que éste abandonó las negociaciones debido al temor de que tendría que garantizar los compromisos de inversión de este banco estadounidense nacido hace 158 años.

Bank of America anunció por su lado que comprará Merrill Lynch por 50.000 millones de dólares en una transacción que crea la mayor empresa de servicios financieros del mundo.

La adquisición otorga al Bank of America la mayor casa de corretaje del mundo con más de 20.000 consejeros y 2,5 billones de dólares en activos de clientes.

Los analistas creen que la bancarrota de Lehman afectará a una serie de empresas que trabajaban con el gigante de Wall Street y podrían empeorar la contracción crediticia mundial.

El ministerio de Finanzas alemán sostuvo que los lazos entre los bancos alemanes y Lehman Brothers son "manejables", mientras Londres indicó que los bancos británicos gozan de buena salud. La agencia de vigilancia financiera de Japón ordenó a la unidad de Lehman Brothers en el país a retener algunos activos en el archipiélago.

Un consorcio integrado por diez bancos -Bank of America, Barclays, Citibank, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JPMorgan Chase, Merrill Lynch, Morgan Stanley y UBS- anunció planes para suministrar 70.000 millones de dólares a fin de ayudar a evitar un mayor ajuste crediticio.

Entre tanto, en China, el banco central anunció el lunes que recortó sus tasas de interés por primera vez desde 2002 para estimular la economía.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes