Bancos británicos indemnizarán a cientos de miles de clientes

LONDRES ( AFP). Los bancos británicos admitieron este lunes que engañaron a cientos de miles de clientes imponiéndoles seguros ligados a créditos y se diponen a pagar miles de millones de libras de indemnizaciones.

Tras años de batalla judicial, la Asociación de Bancos Británicos tiró la toalla al renunciar a recurrir una reciente decisión de la Alta Corte de Londres en su contra.

Según diversas estimaciones, el coste para el sector bancario debería ser de entre 6.000 y 9.000 millones de libras (9.765-14.650 M de dólares, 6.850-10.275 M de euros), lo que supondría un récord para un litigio de este tipo.

Los bancos tratan así de pasar página de un escándalo que no ayudaba a la reputación de un secor totalmente impopular entre los británicos tras la crisis financiera y las primas astronómicas pagadas a sus dirigentes y empleados.

Los seguros afectados son los denominados Product Payment Insurance (PPI), vendidos automáticamente con algunos créditos, especialmente hipotecarios, para garantizar riesgos como el desempleo o la enfermedad.

Pero las denuncias se multiplicaron, porque los PPI se imponían también a gente que ya estaba desempleada o enferma, por tanto inelegible. Con estos seguros se vendieron también más de un millón de tarjetas de crédito a personas que creían que eso les facilitaría la obtención de un crédito.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Financieros (FSA) también subrayó que las aseguradoras independientes proponían los mismos seguros pero a precios netamente inferiores.

Según las autoridades, más de tres millones de personas compraron seguros PPI y estos generaron más de 1,5 millones de denuncias desde 2005, cifra que debería aumentar ahora que los bancos reconocieron su culpabilidad.

Los bancos perdieron el mes pasado un recurso ante la Corte de Londres contra la nueva reglamentación de las ventas de PPI impuestas dos años atrás por la FSA, que también les obligó a indemnizar a los clientes perjudicados.

Aunque todavía les quedaba una apelación, Lloyds Banking Group (LBG), primer banco detallista del país, sorprendió la semana pasada al anunciar unilateralmente que iba a indemnizar a sus clientes y que para ello provisionó 3.200 millones de libras.

Barclays y HSBC siguieron su ejemplo este lunes, con provisiones de 1.000 y 300 millones de libras respectivamente. El cuarto banco del país, Royal Bank of Scotland, anunció por su parte que se alineará con sus competidores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes