Bancos no quieren reabrir negociaciones para rescatar a Grecia

WASHINGTON (AP). Un grupo que cabildea para bancos internacionales y que ha encabezado las negociaciones para aliviar la cuantía y los intereses de los bonos soberanos griegos rechazó el domingo los pedidos de que los inversionistas privados acepten más pérdidas.

Obligar a los acreedores privados a devaluar sus carteras de bonos griegos en más del 21%, como fue acordado en julio, causaría rápidamente un "efecto dominó" que extendería la crisis por otras partes de Europa, advirtió Josef Ackermann, presidente saliente del Institute of International Finance (Instituto de Finanzas Internacionales, IIF por sus siglas en inglés).

Dicha medida costaría a la postre a los contribuyentes mucho más que simplemente rescatar a Grecia y minar la confianza en el euro, advirtió Ackermann, que es además director general del banco alemán Deutsche Bank, uno de los que más ha prestado a Grecia.

Alemania y otras naciones ricas de la eurozona han intentado renegociar el acuerdo de julio, por considerar que la situación económica de Grecia se ha deteriorado significativamente desde entonces y requiere una reducción mayor en la deuda soberana del país.

Empero, Ackermann rechazó con premura la sugerencia, indicando que el acuerdo es justo y somete ya a una pesada carga a los bancos precisamente cuando el mercado sufre una gran incertidumbre.

"Si comenzamos a abrir ahora nuevamente esta Caja de Pandora perderemos mucho tiempo y no estoy seguro que la gente quiera participar", dijo Ackermann en una conferencia de prensa durante un descanso de la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional.

Conforme al acuerdo de junio, Grecia pidió a los bancos y otros inversionistas importantes privados que cambien sus bonos por otros con fecha de madurez más prolongada, un menor valor nominal o menores intereses.

El IIF sostiene que el acuerdo ahorraría a Grecia unos 54.000 millones de euros para 2014 y 135.000 millones de euros para 2020, pero casi todos los analistas sostienen que esos ahorros no son suficientes para que Grecia reduzca de forma sustancial su deuda soberana _que equivale al 160% de su Producto Interno Bruto_ y la haga sostenible.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes