Berlusconi: el euro no ha convencido a nadie como moneda

Roma ( EFE). El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo hoy que existe " un ataque al euro, que no ha convencido a nadie como moneda", ya que no es de un solo país, sino de muchos que, sin embargo, no tienen una gobernanza económica unitaria, ni cuentan con " un banco de referencia y de garantía".

Berlusconi atribuyó a esta circunstancia "la atención" de los mercados hacia Italia, al tiempo que indicó que el euro es "un fenómeno nunca visto", de ahí que se presente "como una moneda atacable por la especulación internacional".

El mandatario hizo estas declaraciones, que fueron recogidas ampliamente por la prensa italiana, en una intervención sobre comercio en Roma.

Sin embargo, tras el revuelo que causó su afirmación, el político conservador matizó a través de un comunicado que sus palabras habían sido malinterpretadas y que "el euro es nuestra moneda, nuestra bandera".

"Es precisamente para defender al euro del ataque especulativo que Italia está llevando a cabo grandes sacrificios", afirmó.

Durante su intervención en Roma, el mandatario se refirió además a las dificultades que ha registrado su país a la hora de colocar su deuda pública, como demuestra la subasta de hoy en la que Roma ha tenido que ofrecer una rentabilidad del 6,06 % para sus bonos a 10 años.

Algo que, según señaló, pesará más adelante sobre las cuentas de Italia, cuya deuda pública ronda el 120 % del PIB, aunque Berlusconi reiteró que se trata de una deuda heredada de los gobiernos que le han precedido.

El mandatario anunció, asimismo, que la semana próxima llevará al Parlamento el paquete de medidas anticrisis que presentó el pasado miércoles ante la Unión Europea, tras las exigencias hechas en este sentido por las autoridades de Bruselas con el fin de que Italia sanee sus cuentas públicas y tranquilice así a los mercados.

Berlusconi hizo hincapié en la buena acogida que las autoridades europeas dieron a sus propuestas en el Consejo Europeo y pidió la colaboración de la oposición italiana para facilitar la aprobación del paquete de medidas en el Parlamento.

En esta línea, expresó su deseo de que la oposición sé de cuenta de que "no se trata de medidas en pro de la mayoría, sino para el bien del país".

Asimismo, Berlusconi reiteró la solidez de su Gobierno y descartó la convocatoria de elecciones anticipadas en 2012, al tiempo que se mostró seguro de la fidelidad de su aliado en el Ejecutivo, el líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, quien en los últimos días ha hecho tambalear la estabilidad de la mayoría gobernante.

Y es que la Liga Norte se opuso de lleno a que la reforma del sistema de acceso a la jubilación anticipada en Italia, como proponía el partido de Berlusconi, incluso amenazando con retirar su apoyo al mandatario si se adoptaban medidas en ese sentido tras las exigencias de la UE.

El político conservador, fiel a su estilo, aseguró a su audiencia que "querría abandonar" la política, pero que no lo hará porque piensa en sus empresas, sus hijos, sus amigos y su país, "en manos de una izquierda tan dividida" como la que existe en Italia, y que, por ello, no puede hacer otra cosa que "seguir adelante".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes