Bernanke declaró estar "furioso" con la aseguradora AIG

WASHINGTON (AFP). El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, dijo hoy martes estar "furioso" con la aseguradora AIG, reflotada por el Estado con 180,000 millones de dólares desde setiembre.

"Si hay un acontecimiento que en los últimos 18 meses me ha puesto furioso, es el de AIG", afirmó durante una audiencia ante un comité del Senado.

"La situación de AIG me pone, evidentemente, muy incómodo", reconoció, estimando a su vez que el Estado "no tuvo otra opción", ya que si no intervenía se arriesgaba a dejar que el grupo se amparara en la ley de quiebras, días después de la quiebra del banco de inversiones Lehman Brothers el 15 de setiembre.

"Tomamos estas medidas porque, para empezar, pensamos que la quiebra de la aseguradora más grande del mundo (...) sería catastrófica para la estabilidad del sistema financiero mundial", explicó el presidente del banco central estadounidense, al día siguiente del anuncio de un aporte de 30,000 millones de dólares suplementarios. Bernanke dijo estar persuadido de que el apoyo del estado iba a "contribuir a estabilizar el grupo".

"No sabemos con certitud cómo será el futuro, pero pienso que esto nos dará mejores oportunidades para, a su vez llegar a una estabilidad económica" y que AIG pueda reembolsar el préstamo, explicó.

El presidente de la Reserva Federal se mostró muy crítico para con la aseguradora, que anunció una pérdida de 99,300 millones de dólares en 2008, calificándola de "fondo especulativo, fundamentalmente", que hizo "una inmensa acumulación de apuestas irresponsables".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes