Boeing posterga entrega de B787 y anuncia prueba de vuelo

WASHINGTON (AFP). La firma aeronáutica Boeing anunció hoy jueves que su demorado 787 Dreamliner tiene agendada su primera prueba de vuelo para fines de este año y que su primera entrega no será en el primer trimestre de 2010 como estaba previsto sino en el cuarto.

"Se espera que el primer vuelo del 787 Dreamliner sea a finales de 2009 y que la primera entrega se realice en el cuarto trimestre de 2010", dijo Boeing en un comunicado.

La empresa dijo que el nuevo plazo reflejaba una necesidad previamente anunciada de reforzar un área dentro de la estructura del avión y varias semanas adicionales para reducir las pruebas de vuelo y la certificación de riesgo.

Las demoras en un programa que debió entregar la primera aeronave en el primer semestre de 2008 ha generado numerosas cancelaciones de varias aerolíneas.

La empresa proyectó un ritmo de producción de 10 aviones por mes a fines de 2013.

"El nuevo cronograma nos brinda el tiempo necesario para completar el trabajo restante para colocar el 787 en las manos de nuestros clientes", dijo el presidente de Boeing, Jim McNerney en el comunicado.

Los detalles del diseño y la implementación del plan están casi completos, y el equipo prepara aviones para realizar las modificaciones y las pruebas", agregó.

El modelo 787 de largo alcance es clave para el futuro del gigante de la aeronáutica estadounidense.

La empresa indicó que está determinada a que el programa del 787 todavía genere ganancias, basado en el cronograma revisado y en sus actualizaciones.

Pero aclaró que los primeros tres Dreamliners que serán utilizados en los vuelos de prueba sufrieron tantas modificaciones que no tendrán valor comercial tras los esfuerzos de desarrollo.

Los mismos serán colocados bajo el presupuesto de investigación y desarrollo a un costo de 2,21 dólares por acción, aunque la empresa estima que no tendrá impacto en su liquidez.

El programa 787 ha sufrido numerosos retrasos debidos en parte a la complejidad de este avión de nueva generación y a la construcción de sus partes en fábricas repartidas en todo el mundo.

Una huelga de dos meses de los maquinistas que finalizó en noviembre pasado también retrasó el proyecto.

El 787 es el primer nuevo modelo de la empresa en más de una década y tiene un 50% de compuestos plásticos, comparado con 12% en los 777, lo que reduce el gasto de combustible.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes