Bolivia: empresarios piden ahorrar electricidad para evitar colapso

LA PAZ (AP). Una organización de industriales bolivianos llamó a sus afiliados a ahorrar electricidad para prevenir una crisis energética agravada por la falta de inversiones en los últimos años.

La Cámara de Industrias de La Paz "está solicitando a industrias medianas y grandes principalmente, que desarrollen un programa voluntario de mejor utilización de energía" entre las 17 y 23 horas "para favorecer el mejor uso de energía y de esta manera aportar a superar este tema", dijo el viernes en un comunicado.

Mario Antonio Yaffar, presidente de la organización, explicó que el precario equilibrio entre oferta y demanda fue advertido por los industriales "hace años atrás y que es el momento de buscar alternativas sostenibles para evitar cortes".

El empresario agregó que las familias también deberían ahorrar energía. Algunas distribuidoras iniciaron campañas para ahorrar energía en horas de mayor consumo. El propio ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez, reconoció hace poco que el gobierno hace esfuerzos para evitar una crisis y llamó a un "uso racional".

Esa cartera atribuyó el desfase al siniestro que sufrió una unidad de ciclo combinado que debió entrar en funcionamiento en diciembre de 2010 para incrementar la oferta.

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) alertó desde fines de 2008 sobre los bajos niveles de reserva de electricidad y la necesidad de hacer inversiones en generación.

Las inversiones externas cayeron en picada desde 2000 cuando el país se hundió en una crisis de inestabilidad política hasta la llegada de Morales al gobierno en 2006.

Morales nacionalizó los hidrocarburos ese año y en mayo de 2010 hizo lo propio con cuatro empresas eléctricas, entre ellas tres que generan el 80% del consumo nacional, una de capitales británicos, otra francesa y la tercera de inversionistas locales.

Poco más de 80% del suministro proviene de termoeléctricas alimentadas por gas natural y cuya industria también padece la falta de inversiones.

La Fundación Milenio de estudios académicos dijo el viernes en su último informe que "cerca de 66% de la capacidad instalada se encuentra bajo control de empresas eléctricas nacionalizadas y el restante 34% son empresas privadas". Gran parte de ellas son hidroeléctricas que no aportan mayor suministro en invierno por el bajo caudal de los ríos.

Según la constitución que impulsó Morales, los servicios básicos no pueden ser negocio privado y esa razón alegó el mandatario para nacionalizar las generadoras que en la década pasada habían sido privatizadas.

En 2010 el gobierno entregó una nueva generadora estatal que atenuó la caída en las reservas de electricidad, pero no fue suficiente, dijo Milenio. La estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) logró un crédito de 130 millones de dólares de las reservas internacionales para la instalación de tres nuevas generadoras.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes