Brasil: FMI trata a ricos sin dureza que muestra a pobres

WASHINGTON (AP). El ministro de Hacienda de Brasil puso el sábado en duda la honestidad del trabajo del Fondo Monetario Internacional (FMI) al acusarlo de no haber diagnosticado a tiempo los problemas en Estados Unidos y Europa, que están generando la actual crisis financiera global debido a sus flaquezas para actuar drásticamente con los ricos.

"No estoy totalmente convencido que el FMI diagnosticara en su debido momento los problemas escalantes en esos sistemas financieros", dijo Guido Mantega. "Quienes seguimos más de cerca los análisis del Fondo hemos notado que su personal fue, debemos decirlo, más bien tolerante en su evaluación".

Mantega habló ante el Comité Financiero y Monetario Internacional, el panel que fija las políticas del FMI y que se reúne dos veces por año. Lo hizo como miembro del directorio ejecutivo, llevando a su vez la representación adicional de Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guyana, Haití, Panamá, Suriname y Trinidad y Tobago.

El ministro había dicho en la víspera que el Fondo estuvo tan preocupado en su propia reorganización que no pudo ver los primeros indicios de la actual crisis de créditos en Estados Unidos y que, según el FMI, han puesto al país rumbo a una "recesión moderada" a mediados del año.

"Quizás el Fondo no está acostumbrado a pensar en soluciones y recomendaciones para sus grandes accionistas", dijo. "Puede que se deba a que esos países no están necesariamente inclinados a cumplirlas".

Indicó que ello contrastaba radicalmente con lo que hacía el FMI con los países en desarrollo.

"En nuestro caso, cuando brota una crisis, el Fondo invariablemente se presenta con fórmulas más o menos listas de ajustes, que deben ser aplicadas pronta y decididamente", dijo.

"Como lo muestra la experiencia _sólo basta recordar las crisis en el Asia en 1997-98 y la extremamente grave de Argentina_, esas fórmulas no son necesariamente las apropiadas", agregó.

Mantega dijo que esperaba que el nuevo director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quien asumió el cargo hace seis meses, pueda culminar una reforma institucional que dé a los países en desarrollo un papel más visible en la organización.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes