Brasil grava contratos financieros para frenar caída de dólar

BRASILIA (AP). Brasil comenzó a aplicar el miércoles un gravamen sobre operaciones de contratos financieros, conocidos como "derivativos", que afectan el mercado de cambio, en una medida que busca frenar la violenta caída en la cotización del dólar, que esta semana alcanzó su nivel más bajo en más de 12 años, anunció el gobierno.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, explicó que la medida, publicada en el Diario Oficial de la Unión (gazeta oficial), impone un impuesto de 1% en operaciones de derivativos en el mercado futuro cuando la empresa tiene una posición vendida en dólares mayor a la comprada, en cuyo caso especularía con la devaluación de la moneda estadounidense.

El gravamen afecta esa diferencia entre la posición comprada y vendida para reducir el margen de lucro de la empresa que pretende especular con la operación de derivativo.

"Creo que con esta medida vamos a quitar una parte de la rentabilidad de la especulación, reduciendo su margen (de lucro). Esperamos que con esto haya una devaluación del real o por lo menos que no se valorice más", declaró Mantega a periodistas.

Los derivativos son contratos financieros realizados sobre la base de un contrato preexistente. En el caso del mercado de cambio, existe el contrato a futuro mediante el cual se compra una cantidad de dólares por una cantidad determinada de reales con un contrato de venta a futuro con un valor mayor, lo que constituye una forma de especular con la depreciación de la moneda norteamericana.

La disposición impactó el tipo de cambio desde las primeras operaciones en el mercado de cambio, que cerró el miércoles con una valorización de 1,5% del dólar, la más alta registrada en un solo día en los últimos 11 meses.

Hasta el martes, la divisa estadounidense había acumulado una semana continua de bajas en la cotización que lo dejó en 1,53 reales por dólar, el nivel más bajo desde enero de 1999. Aunque el miércoles cerró a 1,56, continuó en uno de sus niveles más bajos de la última década.

Mantega anunció además que el gobierno exigió a las empresas registrar todas las operaciones con derivativos en dólares, incluyendo aquellas que son realizadas de empresa a empresa para tener mayor control sobre ese mercado. Actualmente solo se registran las operaciones efectuadas en la bolsa de valores.

Una tercera disposición modifica una medida anterior que establece un gravamen de 6% sobre los préstamos de corto plazo captados por empresas brasileñas en el exterior. Mantega explicó que muchas empresas tomaban los créditos con contratos a plazos largos pero lo liquidaban en el corto plazo para evitar el impuesto. La nueva medida tasa esas operaciones cuando la empresa intenta evitar el impuesto.

El ministro brasileño indicó que el dólar se ha devaluado en todo el mundo, en especial en los últimos días a causa del impasse entre el gobierno y el Congreso sobre el límite de endeudamiento del gobierno, pero admitió que en Brasil la depreciación fue mayor.

"En Brasil hubo una valorización más que otros países por las condiciones más favorables, con la economía creciendo sin ofrecer riesgo y un mercado más regulado y todo eso atrae capitales, también los especulativos", explicó Mantega.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes