Brasil: créditos para automotriz y otras empresas

BRASILIA (AP). El gobierno brasileño anunció, hoy jueves, la liberación de 19,000 millones de reales (8,837 millones de dólares) para auxiliar a la industria automotriz y otras empresas en aprietos financieros.

Las disposiciones anunciadas por el ministro de Hacienda, Guido Mantega, pretenden atenuar la reducción en la venta de vehículos causado por la disminución crediticia que ha vivido Brasil desde septiembre, cuando quebró el banco estadounidense Lehman Brothers.

No obstante, los anuncios no impidieron una baja en la bolsa de valores de Sao Paulo, que registraba una declinación de 2,47% después de que habló el ministro.

Mantega indicó que el Banco Central orientó a los grandes bancos privados del país a colocar parte del dinero que han recuperado con la reducción de los depósitos compulsorios en las carteras de las agencias de financiamiento de las empresas de automóviles.

Adicionalmente, el Banco de Brasil colocó otros 4.000 millones de reales (1,860 millones de dólares) en las agencias financieras de las empresas automovilísticas.

Gran parte de las empresas automovilísticas brasileñas tienen sus propias agencias financieras para facilitar la venta de los vehículos, pero la falta de recursos de los bancos que las capitalizan han provocado una disminución en las ventas del sector, que depende del crédito.

Algunas de las empresas incluso debieron dar vacaciones colectivas a sus empleados ante la súbita reducción en la demanda.

"Con este conjunto de recursos estamos garantizando financiamiento para mantener las ventas del sector automovilístico en noviembre y diciembre, que es suficiente para la normalización de la situación de crédito del sistema financiero brasileño", aseguró Mantega durante el Consejo de Desarrollo Económico y Social, que reúne a autoridades y empresarios.

Paralelamente, el gobierno dispuso 10,000 millones de reales (4,651 millones de dólares) en manos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, BNDES) para empresas grandes y medianas "que están necesitando créditos para hacer sus inversiones".

Explicó que las acciones apuntan a atenuar la disminución de la actividad económica para evitar que un declive sumamente brusco provoque desempleo.

Mantega anunció un tercer paquete por 5,000 millones de reales (2,326 millones de dólares) que serán canalizados por el Banco do Brasil para empresas pequeñas y medianas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes