Brasil: explotación compartida de reservas petroleras

BRASILIA (AFP). Brasil adoptará un formato de contratos compartidos entre el Estado y privados para la explotación de sus enormes reservas petroleras ubicadas bajo la capa de sal de la plataforma marítima, informaron hoy lunes las autoridades.

El anuncio, muy esperado por el mercado, indica que el gigante sudamericano detentará el control de estas millonarias reservas de crudo, pero abrirá las puertas a la participación de privados, dado que se trata de petróleo de difícil y muy cara extracción.

El nuevo marco regulatorio fue presentado por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva en un acto en Brasilia, tras meses de discusiones en el gobierno y luego de que la estatal petrolera Petrobras anunciara sus lineamientos generales en una nota al mercado durante la mañana de hoy lunes.

Con este modelo de producción compartida, el Estado permanecerá como propietario del crudo extraído y las empresas que participen de la operación serán remuneradas con parte de ese petróleo.

Esas reservas, dijo Lula, constituyen "un pasaporte al futuro" y por ello era necesario un marco regulatorio específico para explotarlas, diferente al de la ley de Petróleo de 1997 que terminó con el monopolio de la estatal Petrobras y estableció el modelo de concesiones, que seguirá vigente para los demás yacimientos.

En función del esquema planteado por el gobierno, que ahora deberá ser discutido por el Congreso, Petrobras conservará una participación mínima de 30% en la explotación del petróleo hallado por Brasil en aguas profundas, que también estará abierta a la participación privada mediante licitación, explicó la empresa.

Despejando una incógnita para los mercados, la petrolera estatal precisó que, si bien será la operadora de los yacimientos y tendrá el control operativo de los bloques de producción, el Estado federal podrá "contratar exclusivamente" a la firma o "realizar licitaciones con libre participación de las empresas" privadas para explotar las ricas reservas.

"En las áreas que fueran licitadas, se asegurará a Petrobras una participación mínima de 30%" y además "la compañía podrá participar de los procesos licitatorios" en competencia con las firmas privadas, y aumentar así su participación en las ganancias, explicó en un comunicado.

Las empresas ganadoras de las licitaciones serán aquellas que otorguen más beneficios al Estado federal, señaló Petrobras -una firma que tiene 40% de su capital cotizado en bolsa- en su explicación a los inversionistas.

El proyecto prevé además la creación de una nueva empresa estatal de gestión, encargada de representar al Estado en la negociación de los contratos para compartir la producción. Esta empresa, aclara el comunicado, no realizará tareas de exploración o extracción, ni inversiones, pero participará en los comités que definirán las actividades de los adjudicatarios.

El presidente Lula recordó que aún no es posible saber con exactitud cuántos millones de barriles estarán disponibles en las reservas del llamado 'pre-sal' (por debajo de la capa de sal del fondo marítimo), pero sostuvo que "con seguridad colocarán a Brasil entre los países con mayores reservas petroleras en todo el mundo".

Los estudios preliminares muestran la existencia de al menos 14,000 millones de barriles de crudo de excelente calidad, aunque los peritos suponen que la cifra podría ascender a 50,000 millones de barriles. Esas reservas se encuentran ubicadas en un rango de 5,000 a 7,000 metros de profundidad.

El plan de gestión para el petróleo en aguas ultraprofundas será enviado ahora al Congreso con carácter de urgencia, y por lo tanto deberá ser sometido a votación por primera vez en la Cámara de Diputados en un plazo de 90 días.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes