Brasil recorta el gasto público para enfriar economía

BRASILIA (AP). El ministro de Hacienda, Guido Mantega, afirmó el lunes que el drástico recorte en el presupuesto de 2011 adoptado por el gobierno pretende desacelerar la economía para que crezca a un ritmo más sustentable.

Al dar a conocer los detalles del recorte de 50.000 millones de reales (unos 30.000 millones de dólares) en el presupuesto oficial, Mantega explicó que la economía brasileña proyecta un crecimiento de 7,5% en 2010, tasa que consideró excesivamente elevada y que podría generar inflación.

"Es una aceleración excesiva para la economía brasileña, entonces estamos conduciendo la economía a un nivel más sustentable", explicó el ministro en conferencia de prensa.

Anticipó que con el nuevo nivel de gasto público la economía brasileña debería alcanzar un crecimiento de alrededor de 5% en 2011, que consideró más sustentable y aleja el riesgo de presiones inflacionarias.

"Estamos tomando medidas para tener un crecimiento sustentable, no es para derribar la economía o tener un crecimiento insignificante como en el pasado", sostuvo Mantega.

Se trata del recorte más drástico que se haya adoptado en el gasto público del país sudamericano.

Los ministerios más afectados por el recorte son el de las Ciudades, de Defensa, de Turismo y de Deporte.

Los ministerios de Educación y de Transporte también sufrirán cortes voluminosos, aunque porcentualmente son poco relevantes por tratarse de dependencias con niveles elevados de gastos.

Por su parte, la ministra de Presupuesto y Planificación, Miriam Belchior, detalló que una de las áreas que serán reducidas es la de nuevas contrataciones.

Indicó que el presupuesto de 2011 contemplaba 15.000 millones de reales (9.036 millones de dólares) para contrataciones, pero que serán cortados 3.500 millones de reales (2.108 millones de dólares).

Ambos ministros insistieron en que el corte en el gasto no afectará los programas sociales del gobierno ni las obras de infraestructura, incluyendo aquellas requeridas para el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.

Señalaron que los subsidios previstos para créditos productivos serán reducidos a la mitad para alcanzar 7.000 millones de reales (4.217 millones de dólares), al tiempo que los recursos de financiamiento y capital tendrán un corte de 36.200 millones de reales (21.807 millones de dólares).

Mantega dijo también que no veía posible este año la adquisición de 36 aviones caza bombarderos para la Fuerza Aérea porque "no hay espacio fiscal" para un gasto calculado en al menos 5.000 millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes