Buenas noticias en economía parecen ser espejismos

WASHINGTON (AP). Baja la tasa de desempleo. Crece la productividad. Se reduce el déficit comercial. Parecen excelentes noticias para la economía de Estados Unidos. Excepto que algunas de ellas son simples espejismos.

En realidad, varias de las cifras enmascaran la difícil situación de la economía.

Por ejemplo, la tasa de desempleo bajó en abril al 5%, tras ser de un 5,1% en marzo. Pero si se mira con detenimiento, esa declinación en la cifra de desocupados encubre otra realidad. La baja se registró mientras la cifra de personas que trabajan a medio tiempo aumentó a 5,2 millones en abril, luego de ser de 4,4 millones hace un año.

La baja en la tasa de desocupación también se registró mientras los empleadores redujeron la cifra de trabajos disponibles por cuarto mes consecutivo. Eso impulsó la cifra total de pérdidas a 260.000. Los salarios apenas si subieron, y las horas de trabajo fueron recortadas.

En cuanto a la productividad en Estados Unidos, un importante ingrediente en la vitalidad a largo plazo de la economía, creció sólidamente en el primer trimestre de 2008 ... excepto que esa productividad se hizo a costa de las espaldas de los trabajadores.

"El alza en la productividad se debió en buena parte a una reducción de las horas de trabajo", informó la oficina de estadísticas del departamento de Trabajo. Eso significa que los trabajadores y empleados debieron hacer más, en menos horas. La reducción en horas de trabajo fue del 1,8%, la mayor caída en cinco años. Y los empleadores se libraron de obreros en el primer trimestre. De esa manera, las compañías pudieron producir más con menos trabajadores.

"A los trabajadores estadounidenses esto les va a encantar", dijo con ironía Joel Naroff, presidente de la consultoría Naroff Economic Advisers. "Ellos producen cada vez más y más. Ese fue el caso en el primer trimestre del año, cuando una cifra menor de trabajadores, laborando una cifra menor de horas, se las arregló para producir más", señaló.

En cuanto al déficit comerical, se redujo a 58.200 millones de dólares en marzo. Pero eso también reflejó gastos menores de los consumidores estadounidenses. Y una retracción de las compras no es un buen augurio para la economía.

Por lo tanto, algunas cosas que parecen positivas, no lo son.

Cuando se mira de cerca, "se observan algunos nubarrones económicos muy oscuros en medio de los bordes soleados", dijo Mark Zandi, jefe de economistas de Moody's Economy.com. "Y la oscuridad es mucho más grande que el reflejo del sol".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes