Bush: "la economía está muy lenta"

WASHINGTON (AFP) - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó este martes que la economía de su país está "muy lenta" y estimó que ello se reflejará en las cifras de crecimiento esperadas el miércoles.

"Pienso que mostrarán que es una economía muy lenta", afirmó en respuesta a una pregunta sobre lo que esperaba de las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) para el primer trimestre, que serán publicadas el miércoles.

Pero "no puedo adivinar cual será la cifra" de crecimiento, agregó, afirmando que no había sido informado de antemano del contenido del informe económico.

Los analistas esperan un crecimiento muy débil, del orden de 0,5% (a ritmo anual). La mayoría de los economistas cree que la economía estadounidense está a punto de entrar en recesión, si es que ya no lo ha hecho.

Bush repitió que los tiempos son "duros" para la economía norteamericana, pero declinó contestar si la situación se correspondía con los criterios de recesión.

"Los economistas pueden debatir la terminología. Son tiempos difíciles", añadió.

Para enfrentar la amenaza de recesión, el banco central estadounidense debería bajar su tasa rectora en un cuarto de punto el miércoles, para llevarla a 2%, estiman los analistas.

La amenaza de recesión ya llevó a la administración a lanzar un plan masivo de reactivación, con una devolución de impuestos por valor de 152.000 millones de dólares. Los primeros pagos se enviaron el lunes, y Bush se mostró prudente con relación a la oportunidad de un nuevo plan similar.

"Esperemos para ver cuáles serán sus efectos", afirmó.

Por otra parte, Bush excluyó toda posibilidad de limitar las reservas estratégicas de petróleo de Estados Unidos, estimando que eso no afectaría los precios en el mercado.

"No creo que esto afecte positivamente los precios, y cuando hablamos de cerca de un décimo de uno por ciento" de la demanda global, expresó, y añadió que "es de nuestro interés nacional" mantener estas reservas "para el caso de que se produjera una gran perturbación en el mercado del crudo".

El mandatario también declinó comentar la idea de una moratoria de los impuestos a la gasolina durante el verano, sugerida por el candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, y por la precandidata demócrata Hillary Clinton.

"Estoy abierto a todas las ideas. Ya analizaremos todo lo que se nos presente", afirmó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes