Bush firma ley para apoyar a deudores de hipotecas

WASHINGTON (AP). El presidente George W. Bush sancionó hoy miércoles, una ley de vivienda que busca aliviar la situación de 400.000 propietarios que no han podido pagar sus hipotecas y estabilizar los mercados financieros.

Bush sancionó la iniciativa en las primeras horas de la mañana en la Oficina Oval de la Casa Blanca, sin fanfarria ni ceremonia alguna, simplemente firmando un proyecto al que alguna vez amenazó con vetar.

El mandatario saliente estuvo rodeado por altas autoridades de su administración, incluso el secretario del Tesoro Henry Paulson y el secretario de Vivienda Steve Preston.

"Esperamos colocar autoridades nuevas para aumentar la confianza y estabilidad de los mercados", afirmó el vocero de la Casa Blanca Tony Fratto.

Agregó que la Administración Federal de Vivienda empezará a aplicar en seguida las políticas nuevas "concebidas para mantener en sus casas a más familias estadounidenses que lo merecen".

La medida, considerada la ley en su tipo más importante de las últimas décadas, permite a los propietarios que no pueden afrontar los pagos refinanciar sus hipotecas mediante préstamos más blandos del gobierno en lugar de perder sus viviendas.

Ofrece un respaldo financiero provisorio a las golpeadas compañías hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, además de que endurece el control sobre esas empresas patrocinadas por el gobierno estadounidense.

La Cámara de Representantes aprobó la iniciativa de ley hace una semana y el Senado la votó el sábado para enviarla al presidente.

Muchos republicanos, particularmente aquéllos que representan a las áreas más golpeadas por la crisis hipotecaria, estaban ávidos de avalar un rescate a los propietarios de vivienda para elevar su perfil político en tanto buscan la reelección. La solicitud de Paulson para contar con los poderes de emergencia para rescatar a Fannie Mae y Freddie Mac ayudó a que Bush sancionara la medida. Así ocurrió también con la creación de un regulador con riendas más fuertes de ambas compañías patrocinadas por el gobierno, como los republicanos han anhelado desde hace mucho.

Los demócratas también ganaron varias prioridades acariciadas: ayuda para los propietarios de vivienda, un fondo permanente para vivienda económica financiado por Fannie Mae y Freddie Mac, y 3.900 millones de dólares en subvenciones para barrios.

Fannie Mae, oficialmente la Federal National Mortgage Association, es una empresa privada patrocinada por el gobierno que compra hipotecas residenciales para su cartera de inversiones.

Freddie Mac, la Federal Home Loan Mortgage Corp., compra hipotecas a bancos y las convierte en garantías de inversión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes