Bush optimista pese a turbulencia económica

Washington(AP). El presidente George W. Bush se manifestó optimista, hoy martes, de que la economía se recuperará, a pesar de la aguda crisis bursátil que ha amenazado con desestabilizar al sistema financiero mundial.

"En estos momentos estamos pasando por momentos difíciles, muy difíciles, no cabe duda de ello", admitió el mandatario, pero añadió: "tengan fe, la economía se recuperará con el paso del tiempo. Ojalá yo pudiera chasquear los dedos y hacer que todo esto se detenga, pero no es así como funcionan las cosas".

Horas antes, Bush había consultado con el presidente francés Nicolas Sarkozy, el primer ministro británico Gordon Brown y el primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Las declaraciones parecen ser un intento del presidente por tranquilizar a los estadounidenses y asegurarles que la economía volverá a su cauce, advirtiendo al mismo tiempo que tardará tiempo y que no será fácil.

"Son días oscuros para mucha gente, pero estoy convencido de que mañana será un día mejor", dijo Bush.

Al mismo tiempo reconoció que las cuentas de ahorros de muchas personas están cayendo en picada.

"Creo que a largo plazo estarán bien. A corto plazo resultarán afectadas", declaró.

Bush habló en una tienda de equipos para oficinas en Chantilly, Virginia, luego de haber consultado sobre la crisis con líderes europeos a quienes les manifestó su disposición a participar en una cumbre internacional sobre la actual situación.

El presidente dijo que el multimillonario plan de rescate financiero aprobado por el Congreso la semana entrante aflojará las líneas de crédito para empresas y hogares, pero que ello no ocurrirá inmediatamente. "El descongelamiento del sistema financiero no es algo que vaya a ocurrir de la noche a la mañana", expresó.

Bush vaticinó que los contribuyentes eventualmente recuperarán todo o casi todo de los 700.000 millones de dólares de fondos públicos que el gobierno está usando para apuntalar al sistema financiero. "Hay una buena probabilidad de que los contribuyentes logren la devolución de su dinero", dijo el presidente.

"No va a ser fácil" reparar el daño económico, pero "saldremos de esta".

"Hemos superado momentos difíciles en el pasado y superaremos esto también", dijo Bush.

Ante el aumento del desempleo y la escasez de crédito, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Dana Perino ofreció un panorama sombrío para la economía. "Obviamente el próximo trimestre probablemente no será muy bueno", declaró y admitió que los estadounidenses "probablemente no quieran ver sus estados de cuenta, sus declaraciones de jubilación o el estado de su cuenta para gastos educativos de sus hijos".

Perino dijo que el gobierno estaba tratando de concertar un encuentro de ministros de finanzas del Grupo de los Siete: Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón. Al mismo tiempo, admitió la posibilidad de que Bush asista a una cumbre de emergencia propuesta por Sarkozy.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes