California tiene presupuesto récord

Una vigorosa recuperación económica y un aumento en los ingresos impulsado por el incremento de impuestos han hinchado las arcas fiscales de California a un récord máximo, un drástico cambio respecto a los días en que el estado era la viva imagen del pariente pobre del país.

Sin embargo, el gobernador Jerry Brown, al divulgar el jueves su nuevo plan de presupuesto, prometió una estrategia sobria para el gasto público. Afirmó que California debe comenzar a pagar lo que calificó de inmensa "muralla de deudas", una combinación de pasivos sin fondos, deuda de bonos y créditos que calculó en 355.000 millones de dólares.

Su cautelosa actitud podrá chocar con algunos de sus correligionarios demócratas en la Legislatura estatal, muchos de los cuales ya han expresado abiertamente que se comience a gastar en sus programas favoritos.

"Cuando uno tiene este nivel de responsabilidades a largo plazo, no es el momento de embarcarse en nuevas iniciativas", destacó Brown al anunciar detalles de su presupuesto en una conferencia de prensa en el Capitolio estatal.

La conferencia de prensa se adelantó un día debido a que copias de su plan de presupuesto se filtraron el miércoles a la prensa.

El gobernador propone un presupuesto para el año fiscal 2014-2015 que asigna 11.000 millones de dólares para el pago de deudas, incluyendo 6.000 millones en pagos a las escuelas que habían sido diferidos y casi 4.000 millones para cubrir los llamados bonos de recuperación heredados por el gobierno de Arnold Schwarzenegger.

No cubre el fondo de jubilación de los maestros del estado, que requerirá miles de millones de dólares adicionales anualmente hasta que esté solvente. En cambio, Brown dijo que desea crear este año un plan de solvencia a largo plazo. Se calcula que el fondo de pensiones de los maestros tiene un déficit de 80.000 millones de dólares.

El presupuesto de 106.800 millones de dólares excede por más de 3.000 millones de dólares el nivel de gastos que tenía el estado poco antes de la recesión y supera en casi 9% el gasto del actual año fiscal.

El gobernador también ha apartado 1.600 millones de dólares para un fondo de contingencia, señalando que "la sabiduría y la prudencia deberían prevalecer".

El mejoramiento financiero de California se debe en gran medida a los aumentos temporales a los impuestos estatales sobre ventas y al impuesto sobre la renta de las personas adineradas que fueron aprobados por los votantes en el 2012. Se prevé que el ingreso combinado de esas alzas tributarias podrían generar unos 6.000 millones de dólares anuales.

California es uno de los estados con el mayor aumento en empleos en el país desde que comenzó la recuperación económica, encabezada por el sector tecnológico.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes