Camaro vuelve a las calles en la mayor crisis de GM

Toronto, CANADÁ (EFE). En medio de la mayor crisis de su historia, y con el consumidor promedio estadounidense más pendiente que nunca de los precios de la gasolina, General Motors (GM) resucitó el Chevrolet Camaro, uno de los deportivos más clásicos de la marca.

El Camaro pertenece a la generación de "muscle cars" (autos musculares) que pobló el mundo del automóvil estadounidense en las décadas de 1960 y 1970.

Junto con el Ford Mustang y el Dodge Challenger, el Camaro de hace 40 años se distinguía por su agresividad en el diseño y por la potencia de su motor, sin que importara en algo el consumo.

El nuevo Camaro, que General Motors empezó a producir el pasado 16 de marzo en la planta que tiene en la localidad canadiense de Oshawa, mantiene gran parte del ADN del modelo original, pero con los necesarios cambios que el mundo del automóvil requiere hoy en día.

El vicepresidente de General Motors para Chevrolet en Norteamérica, Ed Peper, afirmó en el lanzamiento del vehículo que "el regreso del Camaro da a los entusiastas de los deportivos una razón para disfrutar. Es el deportivo del siglo XXI con un legado claramente estadounidense".

El Camaro 2010 está producido sobre la nueva plataforma global de tracción trasera de General Motors, un producto fruto de la colaboración de ingenieros del fabricante en Estados Unidos y Australia.

Como la primera generación del Camaro, producida de 1967 a 1969, el vehículo es un cupé de dos puertas. Las dimensiones del modelo 2010 se resumen en una distancia entre ejes de 2,852 milímetros (112,3 pulgadas), una longitud total de 4,836 milímetros (190,4 pulgadas) y un ancho de 1,918 milímetros (75,5 pulgadas).

GM cree que el Camaro puede interesar a jóvenes que ahora adquieren autos de importación. Pero en frente, el Camaro se enfrenta al Ford Mustang y al Dodge Challenger, la primera vez en 26 años que estos tres históricos se disputan el favor del conductor estadounidense.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes