Cancún listo para el "spring break"

CANCÚN, México (AP). Cancún, el principal destino de los estudiantes estadounidenses durante su receso primaveral, está lista para recibir una multitud de visitantes tras recuperarse rápidamente de los tres golpes que acusó la industria turística mexicana el año pasado: la gripe porcina, la violencia del narcotráfico y la crisis económica mundial.

Ninguno de esos factores puede competir este año con los precios bajos de los pasajes aéreos y las atractivas tarifas de los hoteles, que incluyen paquetes en los que uno puede beber todo lo que desee.

El 85% de las 28,000 habitaciones de hotel que hay en la ciudad estuvieron ocupadas en febrero, en un claro indicio de que Cancún se ha recuperado de los problemas del 2009, en que recibió un millón de visitantes menos que en años normales. Se espera que esa tasa de ocupación aumente en marzo, durante el "spring break" de los universitarios estadounidenses.

"Estamos de vuelta en los niveles normales después de que el turismo prácticamente se paralizó el año pasado", comentó el subsecretario de turismo del estado de Quintana Too Darío Flota.

En el Hotel Oasis, lleno de palmas, visitantes de Estados Unidos y Canadá que buscan escaparle al frío invernal disfrutaban de las playas recientemente. Algunos se tomaban fotos con monos y otros bailaban al ritmo de la música que tronaba desde unos altoparlantes gigantescos.

Emma Duranti, de 20 años, estudiante de ciencias en la Queens University de Kingston, Canadá, decidió venir a Cancún porque halló tarifas mucho más tentadoras que las de Jamaica. Dijo que pagó 1.040 dólares por siete días, con todo incluido.

"Esperaba encontrar un ambiente de fiesta, pero hallé mucho más que eso", expresó Duranti mientras tomaba sol junto a dos amigas en el Oasis. "Siempre hay una fiesta en la playa. Una puede parrandear todo el día y toda la noche".Las autoridades turísticas dicen que esperan que unos 25,000 jóvenes visiten las playas reconstruidas de Canún en el "spring break", comparado con los 20,000 del año pasado. Esa cifra se suma a los turistas de todas las edades que vienen a este balneario a lo largo de todo el año.

Cancún no es el único destino mexicano que ha mostrado signos de recuperación. En todo el país ha aumentado la cantidad de turistas, a pesar de que el gobierno estadounidense recomienda a sus ciudadanos que no visiten ciertos puntos de México, especialmente los estados del norte, fronterizos con Estados Unidos, debido a la violencia del narcotráfico.

La guía turística Lonely Planet del 2010 ubica a México en el cuarto lugar de su lista de diez destinos más atractivos. Afirma que la gripe porcina "es algo del pasado" y que México "sigue siendo una plaza muy barata, de fácil acceso para los estadounidenses", una evaluación que seguramente le dará impulso a la tercera fuente de divisas extranjeras de México.

Los turistas salieron corriendo en abril del año pasado, tras el brote de gripe porcina, y los ingresos por turismo para todo el año bajaron un 15%, de los 13,300 millones de dólares del 2008 a 11,300 millones en el 2009, según la Secretaría de Turismo.

Desde entonces se comprobó que la gripe porcina puede ser tratada si se detecta a tiempo, que hay vacunas disponibles, y las muertes por esa enfermedad mermaron en México y en el resto del mundo.

A México le costó más luchar contra la mala imagen que deja la violencia del narcotráfico, que produjo más de 15,000 muertes desde que el presidente Felipe Calderón le declaró la guerra a los carteles en el 2006.

En una campaña de relaciones públicas, Acapulco, que se encuentra en el estado de Guerrero, uno de los más azotados por el narcotráfico, le pagó 200,000 dólares a MTV para que hiciese su fiesta de primavera en esa ciudad. La ciudad espera la llegada de entre 7,000 y 10,000 visitantes durante el "spring break" a pesar de esporádicos brotes de violencia.

Algunas universidades estadounidenses le recomendaron el año pasado a sus estudiantes que no viajasen a México debido a la violencia.

El gobierno mexicano insiste en que la violencia se concentra en unos pocos estados, mayormente los de la frontera con Estados Unidos, como Durango, Coahuila y Chihuahua, y en el de Michoacán, en la costa del Pacífico, lejos de los balnearios.

La campaña parece estar dando buenos resultados. La ejecutiva de Travelocity Genevieve Shaw Brown dijo que las reservas en México para la primavera del hemisferio norte, que comienza el 20 de marzo, subieron un 25% en relación con el año pasado. Cancún figura quinto en la lista de los diez mejores destinos de Trevelocity para el receso primaveral, cinco puestos por encima de su ubicación del año pasado, en que estaba décimo.

Shaw Brawn indicó que la gripe porcina, la violencia y la economía obligaron a los mexicanos a bajar sus precios.

"México genera interés entre los estudiantes que quieren tarifas bajas", manifestó Shaw Brown. "Se ha difundido el mensaje de que se consiguen buenas tarifas en México".

Los visitantes se encontrarán con playas inmaculadas, pues las autoridades invirtieron 80 millones de dólares en la renovación de una costa que había sido muy afectada por la erosión.

Hay 13 kilómetros (8 millas) de playas que tienen un ancho de hasta 85 metros (280 pies) y se ha construido un arrecife artificial frente a la costa para proteger las playas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes