Casa Blanca y Congreso despejan camino para TLC's

WASHINGTON (AFP). La Casa Blanca anunció este martes que el camino para aprobar los tratados de libre comercio de Estados Unidos con Colombia, Panamá y Corea del Sur quedó despejado, con un acuerdo con la oposición republicana para aprobar un programa de ayuda a trabajadores.

El gobierno de Barack Obama y los republicanos mantenían desde diciembre un pulso para renovar ese programa de Asistencia de Ajuste al Comercio (TAA por su sigla en inglés), que arrancó en los años 1960 para dar subvenciones y recalificación profesional a trabajadores afectados por los tratados de libre comercio.

"Como resultado de extensas negociaciones, tenemos un acuerdo sobre los términos básicos para una renovación coherente de un TAA", explicó el comunicado.

"Ahora llegó el tiempo de hacer avanzar el TAA y junto a ello los acuerdos de libre comercio de Corea del Sur, Colombia y Panamá, que supondrán miles de puestos de trabajo", explicó el texto.

El TAA era la condición del gobierno de Barack Obama y los demócratas frente a los republicanos que dominan la Cámara de Representantes, y que desde hace meses conducen una ofensiva legislativa para aprobar los TLC pendientes.

El jefe de la comisión de Finanzas del Senado, el demócrata Max Baucus, anunció tras el comunicado de la Casa Blanca una audiencia el jueves que servirá para emitir recomendaciones a la ley de implementación de los TLC con Colombia, Corea del Sur y Panamá.

El TLC con Colombia fue firmado en 2006 y el de Panamá y Corea del Sur en 2007.

Todos ellos fueron negociados bajo una prerrogativa presidencial, el "fast-track" que permite a la Casa Blanca presentar esos acuerdos en bloque, sin admitir enmiendas.

Los acuerdos toparon rápidamente con la oposición demócrata en los últimos años de la presidencia de George W. Bush.

Ahora "el gobierno garantizó un mayor acceso al mercado automovilístico de Corea del Sur, mejoró la transparencia fiscal y los derechos laborales en Panamá e incrementó significativamente los derechos laborales en Colombia", se congratuló en una nota de prensa el Representante Comercial, Ron Kirk.

Líderes legislativos demócratas quieren sin embargo introducir cláusulas, por ejemplo para garantizar la defensa de los derechos sindicales, en el TLC con Colombia, el que más problemas presentó hasta ahora.

"Lo hemos hecho en el pasado ¿porqué no ahora? En la ley de implementación del TLCAN (con Canadá y México) el presidente (Bill) Clinton vinculó la entrada en vigor a acuerdos laborales y medioambientales", recordó el representante demócrata Jim McDermott en un comunicado.

Pero la mayoría republicana en esa Cámara auguraba un fracaso asegurado para esas iniciativas.

Junto al TLC con Colombia la Casa Blanca quiere que se aprueben las Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA), que eximen de impuestos aduaneros a la mayor parte de las exportaciones ecuatorianas a Estados Unidos.

Si el TLC entrase en vigor, las exportaciones estadounidenses a Colombia se incrementarían en 1.000 millones de dólares, según cálculos de Washington. En cambio, las ventas de Colombia no tendrían mayor variación, pues ya el 90% se beneficiaba de preferencias arancelarias a través del ATPDEA.

En 2010, Colombia importó 10.477 millones de dólares de Estados Unidos, país al que exportó 16.918 millones, según cifras oficiales colombianas.

El TLC con Panamá, el más pequeño de los tres pendientes, permitirá que casi 90% de los productos industriales y de consumo y más de la mitad de las exportaciones estadounidenses ingresen sin aranceles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes