Cementos Chihuahua preocupado por inversiones en Bolivia

LA PAZ (AP). La multinacional mexicana Grupo Cementos de Chihuahua (GCC), socia de la mayor cementera de Bolivia, Soboce, manifestó "su profunda preocupación" por sus inversiones en el país andino.

La preocupación de la empresa mexicana se debe al "incumplimiento del compromiso de pago por las acciones de Soboce", según un comunicado publicado el viernes en los diarios bolivianos.

En el comunicado se indicó que "no hay señales" sobre el pago que se les adeuda por la nacionalización del paquete accionario del que GCC fue socia, siendo que el plazo fijado expiró hace dos meses.

El Estado dijo que indemnizará a Soboce luego de la evaluación de una empresa externa, GCC señala que este estudio fue concluido pero aún no ha sido presentado.

El gobierno de Evo Morales nacionalizó el año pasado el paquete que Soboce con su socio mexicano tenían en la cementera Fancesa bajo el argumento de que el Estado recuperará las empresas que le pertenecieron.

Fancesa era del Estado hasta 1999, cuando el empresario y ex candidato opositor a la presidencia Samuel Doria Medina, dueño de Soboce, compró 33% del paquete por el que pagó 26 millones de dólares.

Recientemente congelaron las cuentas a Soboce y hace un par de semanas la fiscalía inició un juicio por "supuesto daño económico" en la transacción.

El socio mexicano GCC estimó que las acciones confiscadas al grupo tienen un valor de mercado de 92 millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes