Centroamérica espera UE mejore oferta en ronda decisiva

BRUSELAS ( AFP). Centroamérica iniciará el lunes en Bruselas una decisiva ronda de negociaciones del Acuerdo de Asociación con la UE, con la confianza de que Bruselas mejore su oferta sobre las condiciones de acceso al mercado europeo, juzgadas insuficientes por su sector privado.

" Es imperioso para la región" gozar de mejores condiciones arancelarias para exportar sus productos agrícolas a Europa, dijeron el jueves a la AFP fuentes diplomáticas centroamericanas, la víspera de que los negociadores de la región abran una cita preparatoria de tres días en Bruselas.

Las tratativas con los europeos arrancarán el lunes para concluirse en principio el día 28, dependiendo del ritmo con que avancen los interlocutores en esta ronda llamada a ser la definitiva.

Durante el último encuentro de fines de marzo entre la Unión Europea (UE) y Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, dedicado en exclusiva al pilar comercial, los europeos formularon una propuesta que no convenció ni a los negociadores ni al sector privado de la región.

En especial, Centroamérica desea una mayor rebaja de los aranceles de importación del banano y mejorar las condiciones para otros productos como el azúcar, el ron y la carne.

" Todo está en relación con lo que la UE pida a cambio. No se puede sacrificar el bosque por un árbol", declaró esta semana en San José el jefe negociador y embajador en Bruselas costarricense, Roberto Echandi.

Desde la cúpula empresarial centroamericana hasta los pequeños caficultores mostraron en los últimos días su descontento por el estado de las tratativas, al estimar que sus gobiernos han cedido demasiado sin tener en cuenta las asimetrías entre ambas regiones.

A tales objeciones, se sumó el miércoles el presidente del comité consultivo del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Carlos Molina: " Hay un consenso entre los diferentes sectores", inclusive " empresarios y sindicatos", de " decir que tal cual está, el acuerdo no debe firmarse", dijo.

Estos sectores alertan del riesgo de una firma precipitada, que beneficie sustancialmente a la potencia europea, echando a perder una oportunidad única de desarrollar las empobrecidas economías centroamericanas y fortalecer las exportaciones de la región.

El calendario de negociaciones prevé la rúbrica del Acuerdo de Asociación en la cumbre del 18 de mayo en Madrid entre la UE y América Latina, siempre y cuando se logren solventar todos los flecos pendientes.

En caso de desacuerdo al término de la próxima ronda, "todavía no nos hemos planteado si habrá una nueva, pero no vamos a abandonar las tratativas simplemente por una cuestión de calendario", explicaron el jueves a la AFP fuentes de la Comisión Europea, que negocia en nombre de los 27.

Los europeos, que durante el curso de las negociaciones observan una política de estricto silencio, se sienten " razonablemente optimistas" en cerrar el acuerdo al final de esta ronda, la octava del Acuerdo de Asociación, que también incluye pilares de cooperación y diálogo político.

Mientras que los negociadores se centrarán en el aspecto comercial durante la próxima semana, entre el 26 y el 28 de abril, esperan cerrar los otros dos capítulos, que se encuentran mucho más avanzados.

Las negociaciones se iniciaron a fines de 2007 con todos los países, excepto Panamá, que se integró oficialmente el mes pasado.

Aunque la hoja de ruta inicial preveía cerrar el Acuerdo en 2009, el golpe de Estado en Honduras del pasado junio provocó la suspensión de las negociaciones, que se retomaron en febrero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes