Centroamérica mantiene posición sobre café ante UE

ETIQUETAS

SAN JOSE(AP). Los cafetaleros centroamericanos acordaron mantenerse fuera de las negociaciones para un tratado comercial con la Unión Europea (UE) si ese bloque mantiene la exigencia de implementar una norma de origen flexible para el grano, confirmó el lunes el Instituto Costarricense del Café (Icafé).

La posición surgió de una reunión en Costa Rica el 15 de noviembre entre representantes del Icafé, la Asociación del Café de Guatemala, del Consejo Salvadoreño del Café, el Consejo del Café de Nicaragua, el Instituto Hondureño del Café y de la Organización Centroamericana de Exportadores de Café, presidida por el salvadoreño Carlos Borgonovo.

Posterior a la cita cada grupo presentaría la decisión a las autoridades comerciales de las naciones centroamericanas, región que negocia de forma conjunta un acuerdo de asociación con la UE que incluye un convenio comercial. La sexta ronda de negociaciones se realizará en Bruselas a fines de enero 2009.

Deryhan Muñoz, del Icafé, explicó a la AP que durante el encuentro, los cafetaleros sopesaron las posibles pérdidas o efectos de quedar excluidos del tratado y decidieron mantener su exigencia de que la regla de origen para café debe ser estricta, de forma que el origen del café debe estar en el lugar de cultivo y de su cosecha.

"Se encontró que la mayor ganancia de una desgravación sería para el café tostado, cuyas exportaciones son menores al 1% del total que hace el sector, por lo que esa ganancia sería mucho menor a las pérdidas que sufriría el sector si se abre la importación a cafés tostados y solubles que utilicen materias primas de cualquier país", explicó Muñoz.

La funcionaria detalló que si se permitiera una regla de origen flexible, los europeos podrían elaborar cafés solubles a base de grano adquirido en naciones que lo venden mucho más barato que los centroamericanos, para luego exportarlo al istmo. "Eso afectaría a todo el sector", destacó.

En la declaración emitida tras la cita en San José, de la que AP tiene copia, se reiteró "la importancia que para las economías centroamericanas reviste el sector cafetalero" y la "necesidad de que en las negociaciones de este acuerdo no se establezcan condiciones que pongan en riesgo la sostenibilidad futura de la actividad cafetalera centroamericana".

Además, los asistentes fueron claros en que, de no lograr la regla de origen que desean, prefieren mantenerse en la canasta F, destinada a productos para los que se quiere un trato especial o simplemente que sean excluidos, donde figuran entre otros el arroz, papa, pollo y los lácteos.

El café es para Costa Rica su cuarto producto de exportación a la UE, pero es el más importante para las exportaciones totales de Centroamérica hacia el bloque comunitario.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes