Cerrado aeropuerto hondureño a aviones grandes

TEGUCIGALPA (AP). El presidente Manuel Zelaya ratificó su decisión de no permitir la llegada de aviones grandes al aeropuerto internacional Toncontín en esta capital luego que un Airbus 320 de TACA que se accidentó el 30 de mayo dejó cinco muertos y 68 lesionados.

"Mientras no se superen los obstáculos para la aproximación de las naves, se amplíe su pista y se mejore la señalización de la misma, los aviones (de categoría A y B) con capacidad para más de 42 pasajeros no podrán aterrizar", anunció Zelaya el martes en la noche por cadena de radio y televisión.

Aseguró que Toncontín tiene disponible sólo 1,559 de los 1,800 metros de su pista.

"Las aerolíneas American y Continental (de Estados Unidos), Copa (de Panamá) y TACA (de El Salvador) disponen de aviones Airbus 320 y Boeing 157 y 357 que ocupan más 2,000 metros para aterrizar, por lo que no se les permitirá usar esa pista", advirtió.

El Airbus 320 requiere de 2,400 metros, el Boeing 737 de 1,598 y el Boeing 757 de 1,900 metros. Todos pertenecen a las categorías C y D.

El mandatario anunció su disposición tras reunirse por seis horas con una comisión mixta que integró la semana pasada para estudiar las posibilidades de Toncontín de acuerdo a un informe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

No se refirió, sin embargo, al hecho de que la OACI recomendó que Toncontín es operable para naves de gran calado, con ciertas limitaciones.

Pero el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Alvarez, que preside el Comité Pro Defensa de la Capital, anunció que "vienen protestas callejeras para reabrir Toncontín a los vuelos C y D".

El líder del comité, Nelson Valeriano, acusó a Zelaya de "terco, ignorante" y de "manipular el informe de la OACI" y anunció que acudirá al Congreso para que "rectifique el error del presidente".

Zelaya dispuso que la base aérea estadounidense de Palmerola, a unos 65 kilómetros al norte de la capital, reemplace a Toncontín en agosto, como el quinto aeropuerto internacional civil en Honduras.

Los otros son La Mesa, Golosón en La Ceiba y Roatán en Islas de la Bahía. La Ceiba y Roatán son ciudades sobre el Atlántico.

Hace un mes Zelaya comunicó a Estados Unidos que usaría Palmerola como aeropuerto comercial y que allí seguirá la base militar que aloja a 400 soldados de ese país.

Su determinación la adoptó luego que el vuelo 390 de TACA con 124 pasajeros y seis tripulantes derrumbó árboles a su paso, rompió una cerca de alambre de acero, se deslizó por una hondonada de 20 metros al norte de Toncontín y quedó en la ladera de una colina.

Desde entonces, casi todos los vuelos van a La Mesa en San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, que pasa muy congestionado.

Palmerola tiene una pista de 2,700 metros de largo y 50 de ancho. La de Toncontín, construida en 1948, en cambio, sólo es de 1,859 metros de longitud, con obsoletos equipos de navegación y colinas circundantes, que la hacen una de las más peligrosas del mundo de su tipo.

Fue construida por Estados Unidos en junio de 1983 a un costo de 30 millones de dólares durante el gobierno del presidente liberal Roberto Suazo Córdova.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes