Chávez decreta emergencia eléctrica en Venezuela

CARACAS (AP). El presidente Hugo Chávez emitió este lunes un decreto de estado de emergencia eléctrica que le permitirá al gobierno acelerar las adquisiciones de equipo para enfrentar la crisis por la sequía de la represa del Guri, la principal generadora de electricidad del país, y encarar además las deficiencias del sistema termoeléctrico.

Como parte de las medidas de emergencia se acordó un plan de reducción del consumo para los "altos consumidores residenciales", los comercios e industrias, y se anunciaron severas sanciones para los que incumplan los recortes que van desde recargos en las facturas entre 75% y 200%, hasta cortes en el servicio entre 24 horas y 48 horas, o la suspensión por tiempo indefinido de la electricidad.

"Aquí está el decreto", dijo Chávez en un programa radial al anunciar la firma del decreto que le permitirá al gobierno agilizar las adquisiciones de equipos y repuestos, y desarrollar de manera inmediata los planes de mantenimientos para mejorar la capacidad de generación eléctrica.

"Venimos trabajando esto porque es una necesidad. En verdad es una emergencia, el país debe asumirlo", indicó el mandatario en su nuevo programa radial "De repente con Chávez" que difundió la radio estatal.

El mandatario dijo horas después, en cadena de radio y televisión, que como parte del decreto se autorizó al ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, para que "dicte por vía de excepción las medidas especialísimas que estime conveniente para garantizar el suministro eléctrico".Chávez insistió en que la crisis eléctrica es consecuencia de los "cambios climáticos" que han originado el descenso en los niveles del agua de la represa del Guri, pero admitió que también "ha resultado insuficiente" la generación del sistema de generación termoeléctrica, que "afecta la continuidad de los suministros".

El gobernante anunció también un plan de racionamiento en el que se obliga a los "altos consumidores residenciales" que demanden más de 500 kilovatios hora al mes a reducir "a partir de hoy" el consumo en un "mínimo de 10%" al mes ya que de lo contrario tendrán un recargo de "75% sobre lo que hoy paga" en la factura mensual.

Chávez precisó que si "los altos consumidores residenciales" incurren en incrementos de 10% o más en el consumo se les aplicará un aumento de "100% a su factura", y si elevan la demanda en 20% el recargo en la facturación será de 200%.

De igual forman, el mandatario dijo que las industrias y comercios deberán realizar una reducción mensual del consumo en 20%, en comparación con el mismo período del año anterior. El referido recorte deberá ejecutarse en dos partes: 10% en el primer mes, y el restante 10% en el segundo mes.

Chávez advirtió que los comercios e industrias que no cumplan el recorte de consumo serán sancionados con la "suspensión del servicio eléctrico" por 24 horas, y que si reinciden tendrán un nuevo corte de luz de 48 horas o la paralización del servicio por tiempo indefinido.

El mandatario expresó que el plan de recorte del consumo también será aplicado a los entes públicos.

Rodríguez defendió el lunes el decreto señalando que permitirá "aligerar todos los procesos por ejemplo de adquisición de equipos, de repuestos, para también acelerar los procesos de mantenimiento, de rehabilitación de algunas capacidades de generación que están por el momento retardadas".

En el decreto también se prevé que los órganos estatales deberán acelerar el pago de las deudas pendientes con la corporación estatal eléctrica.

El ministro rechazó las críticas de algunos analistas que sostienen que la crisis eléctrica es producto de la falta de planificación, la "corrupción" y el "despilfarro" de las inversiones públicas en el sector, e insistió en que el déficit de energía es consecuencia del "fenómeno del Niño se ha expresado en una caída sistemática del nivel principalmente del Guri".

"No ha sido falta de inversión, independientemente que ciertamente en algunos proyectos hemos tenido fallas, retardos, que hay que precisar", acotó. Rodríguez anunció la semana pasada que el gobierno tiene previsto invertir este año 4,000 millones de dólares en los sistemas de generación, transmisión y distribución eléctrica, así como la comercialización del servicio.

El gobierno de Chávez pidió asesoría a los gobiernos de Brasil, Argentina y Cuba, que son sus aliados regionales, para hacer frente a la crisis eléctrica.

El gobierno impuso en enero una reducción en los horarios de las tiendas de los centros comerciales y obligó a los sectores residenciales, comercios e industrias a bajar en 20% en el consumo mensual de energía.

El sector público recortó sus horarios de trabajo a cinco horas y paralizó algunos hornos y celdas de las empresas estatales de aluminio y siderúrgicas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes