Chávez firma decreto para nacionalizar explotación de oro

Caracas ( EFE). El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, firmó hoy un decreto con " fuerza de ley" para nacionalizar la explotación del oro y sus actividades conexas y ratificó la repatriación " ordenada", como parte del proceso de " independencia", de las reservas auríferas nacionales desde bancos en Europa.

Durante un consejo extraordinario de ministros transmitido en cadena de radio y televisión, Chávez firmó la norma que nacionaliza el oro, amparada en la Ley Habilitante, que le otorga poderes para gobernar por decreto sin control del Parlamento, para "seguir dándole fortaleza a la economía nacional".

Explicó que el decreto, que pasará a estudio del Tribunal Supremo de Justicia, " reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro, así como las conexas y auxiliares", e indicó que busca " revertir los graves efectos del modelo minero capitalista".

Señaló que la normativa estipula, entre otros, las actividades reservadas, la migración a empresas mixtas y las regalías del sector.

Según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), las reservas de oro de Venezuela suman en la actualidad 364 toneladas.

Una resolución del BCV del 5 de mayo de 2009 establece que al menos el 70 % del oro extraído legalmente en Venezuela debe ser destinado al mercado interno y solo el restante 30 % puede ser exportado.

Del 70 % que debe quedarse en Venezuela, dos terceras partes debe ser entregado al BCV y el restante "al sector transformador nacional", detalla el texto de la resolución denominada "Normas sobre el Régimen de Comercialización de Oro y sus Aleaciones.

Por otra parte, el jefe de Estado ratificó la decisión de trasladar el oro físico depositado en bancos europeos a las bóvedas del Banco Central.

" Esto será hecho de manera ordenada y lógica", aclaró Chávez, y señaló que "se está coordinando" para que " en pocas semanas" llegue la primera remesa, aunque aclaró que el traslado será " por partes".

Según el presidente, este traslado se hará "siguiendo todos los procedimientos, todas las medidas de seguridad", a la vez que se atenderá "el tema jurídico" y los "compromisos con entes internacionales".

" Nada mejor, ningún lugar mejor, que nuestro propio país para tener las reservas", sostuvo Chávez, quien subrayó que el oro no irá a las bóvedas de Miraflores (sede de Gobierno), ni a su "bolsillo", sino del Banco Central.

El presidente del BCV, Nelson Merentes, dijo que 16.908 lingotes de oro serán traídos al país, al tiempo que señaló que Venezuela posee 29.265 lingotes.

Chávez ratificó que se " hunde la economía global", al insistir en su decisión de traer el oro, y descartó que se vaya a usar para pagar la deuda o que el país sea uno de los más endeudados del mundo.

" Es Estados Unidos el país que no tiene cómo pagar la deuda, el primero del mundo, nosotros no tenemos ningún problema al respecto", argumentó.

Por otra parte, Chávez dio el visto bueno al plan de acción estratégico para el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco y el arco minero, situado en el estado de Bolívar.

El ministro de Energía y Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, indicó que con ese plan se busca "articular" la acción del Estado sobre los recursos naturales situados en el norte y el sur del Orinoco.

La Faja Petrolífera del Orinoco en Venezuela es, según cifras oficiales, la mayor reserva mundial de crudo con cerca de 300,000 millones de barriles recuperables.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes