Chávez ordena expropiar siderúrgica venezolana

CARACAS (AP). El presidente Hugo Chávez ordenó este domingo la expropiación de la mayor siderúrgica venezolana de capital privado, la más reciente de una serie de nacionalizaciones que han generado temor entre los empresarios.

El mandatario dijo que la expropiación de Siderúrgica del Turbio S.A., o Sidetur, forma parte de su estrategia para transformar a Venezuela en un estado socialista.

"Voy a anunciar la expropiación de la empresa Sidetur", afirmó Chávez durante su programa semanal de radio y televisión "Aló presidente".

Chávez le ordenó a la Guardia Nacional proteger las siete plantas de la compañía mientras su gobierno sigue adelante con la expropiación, y exhortó a los empleados a cooperar con el gobierno en lugar de oponerse a la medida.

Sidetur, subsidiaria de Siderúrgica de Venezuela S.A., o Sivensa, produce el 40% de las barras de acero utilizadas en el país para la construcción.

Fundada en 1948, genera 835,000 toneladas métricas de acero al año, incluyendo vigas, ángulos de acero inoxidable y placas metálicas planas para consumo interno y para exportación a Latinoamérica, Africa, Asia y Europa.

No fue posible obtener respuesta a las llamadas telefónicas efectuadas el domingo a las oficinas de Sidetur en Caracas.

Chávez ha expropiado decenas de compañías privadas desde que asumió la presidencia en 1999, y los líderes empresariales dicen que dichas nacionalizaciones están ahuyentando a los inversionistas y podrían hundir a la economía aún más en la recesión.

La semana pasada, el mandatario ordenó la expropiación de la subsidiaria venezolana de Owens-Illinois Inc., fabricante de contenedores de cristal cuya matriz está en Estados Unidos. Anteriormente este mes anunció planes para expropiar Agroisleña CA, empresa líder en suministros agrícolas.

Chávez ha dicho que el gobierno pagará una compensación justa por las compañías nacionalizadas.

José Guerra, ex funcionario del banco central que ahora imparte clases de economía en la Universidad Central de Venezuela en Caracas, dijo que la oleada de expropiaciones recientes ha ahuyentado a inversionistas potenciales, y advirtió que ello podría impedir que el país salga de una persistente recesión económica.

"La única inversión que hay aquí es para mantenimiento: empresarios invirtiendo para sostener sus empresas, no para expansión", afirmó Guerra. "Lo que va a hacer es restringir el crecimiento".

Venezuela esta sumida en una recesión desde el 2009. Su producto interno bruto se contrajo 3,3% ese año, y en el primer semestre del 2010 se contrajo 3,5%.

Varias horas antes del anuncio de Chávez, el político opositor Julio Borges lo exhortó a detener las expropiaciones, al tiempo que dijo que el mandatario está llevando a Venezuela hacia un comunismo al estilo de Cuba.

El creciente número de nacionalizaciones de empresas está impidiendo una recuperación económica, y por lo tanto reduciendo el número de empleos disponibles para los venezolanos, afirmó.

"Emplazamos una vez más al gobierno a abandonar esta política de expropiación. El gobierno ataca ahorita a las grandes empresas porque más adelante le será más fácil atacar a las medianas y pequeñas empresas", dijo Borges. "Por ese camino que lleva está perjudicando al pueblo venezolano".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes